La virgen y el gitano


Pensando en la mejor manera de comenzar un post sobre este libro, se me ocurrió que ningún mercado está más saturado que el de las emociones. Las emociones puras, aquellas de las cuales se derivan todas las demás, pierden protagonismo en un mundo donde sólo puede tildarse de verdadero aquello que se exacerba hasta el cansancio, que se manipula, que se ejecuta. Las imágenes cotidianas pasan desapercibidas a menos que estén atiborradas de violencia, de sexo, de euforia, del dramatismo propio de un mundo en el que sólo se escucha la voz de aquel que alza la voz con más fuerza. Las metáforas y las ideas, al parecer, se eclipsan frente a todo aquello que puede expresarse en términos concretos y tangibles. Aquí, sólo lo que pasa importa. De lo que se siente ya no hay quien se ocupe.

La virgen y el gitano, desde la portada, promete un derroche de sensualidad y un grito sofocado por el peso de la censura. La cuarta de forros, además, reza que se trata de “una de las más provocativas y escandalosas novellas del inglés D.H. Laurence”. Grande es la sorpresa del lector al encontrarse entre las páginas de una historia donde la pasión y el erotismo existen en la más sublime, la más primigenia de sus manifestaciones: la insinuación. En este libro no pasa nada, y es ése exactamente el tesoro más grande que a través de estas líneas nos ofrece el autor. ¿Es imposible entablar una relación con alguien a quien nunca se ha tocado? ¿No se desea más aquello que sólo poseemos en un plano onírico, sin nunca transgredir el umbral de lo terrenal? Yo confieso que sigo agitándome de vez en cuando ante la visión perturbadora de aquello queay, cómo quisiera, pero que no es ni será.

Esta novelita, breve como este post, es un gran legado. No hablo, en absoluto, de las ideas del autor sobre la moralidad y la sexualidad, que permean el texto a muchos niveles y desde diversas tesituras. Me refiero al regalo de la alusión, a la fuerza de la incitación. Hay universos que no se rozan nunca y, sin embargo, es la tensión entre ellos lo que permite que los mundos sigan girando.

Que vivan los mensajes no codificados. Que viva la pasión inacabada.

***

Por cierto: grandiosa la labor de la Editorial Impedimenta. Compren estos libros: bellos, artesanales, cuidadosamente seleccionados; hechos con amor del bueno que, por cierto, sí se puede tocar.

3 Comments

  1. Holaaa!!

    Genial!!!

    Me han dado muchísimas ganas de leer ese libro. Muchas. Muchas. Muchas.

    Respecto a esas ediciones, las he visto por ahí… son bonitas y tienen títulos que llaman mucho mi atención.
    En fin…

    Un abrazo.
    Ya no nos tengas tan olvidados 😉

  2. Lo mismo digo yo, Andrea querida. ¡No tengo vergüenza! Pero si todo sale bien, esta semana tendremos otro post de un libro espectacular. Ya lo verás. Besotes hasta tu tierra y gracias por darte la vuelta.

  3. Hola:

    Gracias por hablar de este libro, no lo conocía.

    Aunque me gustaría señalar que me ha extrañado mucho cómo ha sido la alusión a la portada.
    La portada no es sensual, al menos no directamente, aunque tal vez evoque un pasado que sí lo fue: en la cara de él hay dolor, abraza a una mujer en un sudario… él está abrazando con tristeza a una muerta antes de enterrarla.

    Voy a buscar el cuadro…

    …Es «Atala au tombeau» de Anne-Louis Girodet,
    aunque existen varios cuadros de otros autores (ver «Atala» en la wikipedia, por ejemplo) con la misma escena inspirada por la novela «Atala o los amores de dos salvajes en el desierto» (1801), de Francisco Augusto Chateaubriand. (En la Biblioteca virtual Miguel de Cervantes se puede leer gratuita y legalmente una edición de 1803 en castellano de dicha obra)

    En el cuadro entero el indio Chactas, sentado con los pies metidos en la tumba, abraza el cuerpo inerte de su amada Atala, sujetado en el otro extremo por un ermitaño encapuchado.

    Sabiendo ahora qué cuadro es y qué historia que cuenta, teniendo en cuenta porqué murio Atala tiene sentido que aparezca como portada ilustrando algo que que contenga la palabra virgen en el título.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s