A veces nos peleamos, pero eso no significa que no seamos buenas amigas, te echo de menos y espero que podamos vernos pronto para abrazarnos y llorar de alegría. Siento muchísimo que hayas pasado por un mal momento, y sé que las lágrimas empañan tu mirada, pero, a pesar de todo, sé que eres una persona fuerte y capaz de salir adelante.

Sé que eres una persona muy sensible y que las lágrimas te duelen mucho, estás pasando por un momento difícil y que todavía no te has recuperado de la pérdida de tu ser querido. Aunque no estés sola, no puedes evitar sentirte sola en este momento, pero debes saber que estás en mi corazón y que siempre estaré ahí para ti.

 

 

Recuerda que eres fuerte y que puedes superar cualquier cosa, sé que en estos momentos no lo sientes así, pero es verdad, siempre hay una luz al final del túnel y vas a salir de esta situación mucho más fortalecida. Cuando estamos juntas podemos reír hasta que nos duelen las mandíbulas, llorar hasta que no queda ni una lágrima en nuestros ojos y pasar horas discutiendo sobre cualquier cosa.

Sé que estás pasando por un momento difícil y que las lágrimas no te dejan descansar, pero te aseguro que todo pasará. No he podido evitar fijarme en lo triste que estás últimamente, he intentado hablar contigo para saber qué te pasa, pero no me quieres decir nada.

Carta para mi amiga que la haga llorar.

Sé que no soy la persona adecuada para ayudarte, pero de verdad me gustaría que me contaras qué te pasa. Pero sé que nunca nos vamos a dejar de querer, ni vamos a dejar de sentir esa conexión especial que tenemos las dos.

Se me hace muy difícil estar sin ti, ya no me río tanto como antes, ya no me siento tan feliz, no es fácil estar solo, sabiendo que tú estás lejos. Mil veces preferiría estar contigo, compartir nuestras risas, nuestros problemas, pero ahora estás tan lejos que ni siquiera puedo tocarte.

 

 

No hay palabras que describan el dolor que siento al saber que estás pasando por este momento, lamento enormemente que estés llorando, pero sé que en tu interior existe una enorme fortaleza. Siempre he admirado tu capacidad para mantenerte firme, ante todo, eso es precisamente lo que necesitas en este momento: mantenerte fuerte.

No cedes ante el dolor, no dejas que él te venza, toma todas las fuerzas que tengas y lucha contra él, lucha por salir adelante, lucha por ser feliz de nuevo. Aunque lo que me pasa a mí quizás sea más grave, seguro que en tu corazoncito también hay un espacio para mí.

 

 

Hoy en día todo es tan complicado y a veces nos sentimos solos, sin saber a quién recurrir, pero tengo la certeza de que sabes que puedes contar conmigo para todo. Lloras a menudo, incluso sin motivo aparente y eso me duele, porque sé lo fuerte que eres y me disgusta pensar que estés sufriendo.

Sé que en este momento es difícil ver la luz al final del túnel, pero recuerda que todo tiene un final y que pronto vas a recuperar la sonrisa, confía en mí, que soy tu amiga y voy a estar a tu lado para apoyarte en todo lo que necesites. Es necesario que lo desahogues, para que puedas seguir adelante, sé que esto no va a ser fácil, pero prometo estar a tu lado para ayudarte en todo lo que necesites.

 

 

Pero no te dejes consumir por el dolor, porque eso no te llevará a ninguna parte, es cierto que esto es difícil, pero tienes que seguir adelante. Tienes muchas cosas por las que luchar, y no puedes permitir que el dolor te venza, recuerda que siempre vas a tener un amigo en mí, siempre estaré aquí para ti, si me necesitas.

Sé que probablemente en este momento no puedas ver la luz al final del túnel, pero recuerda que todo tiene un propósito.