Te escribo esta carta para pedirte perdón por todo el dolor que te he causado, te pido que me perdones por todos los errores que he cometido. Sé que he sido una carga para ti y que no he sido la esposa que debería ser, te pido que me perdones y me ayudes a reconstruir nuestro matrimonio.

Necesito tu ayuda para poder volver a ser la persona que eras capaz de amar. Sabes que siempre estaré a tu lado, independientemente de lo que pase, es inútil negar que nos hemos separado y que nuestro matrimonio atraviesa por un momento difícil.

 

 

No hay nada que me haga más feliz que poder verte sonreír, y eso es algo que nunca voy a dejar de hacer. Eres el padre de mis hijos, el hombre que me ha robado el corazón y el único para mí, espero que esta carta te haga llorar, porque así significa que aún me quieres y que estás pensando en mí.

Hoy hemos pasado nuestro aniversario y todavía no logro entender por qué estás tan distante, desde que nuestro hijo nació, parece que has cambiado y no logro hacer que vuelvas a ser el mismo. Siempre te has preocupado mucho por nosotros dos y ahora parece que ya no te importamos, lloro cada noche pensando que quizás ya nunca volvamos a estar juntos, espero que algún día recapacites y vuelvas a ser el mismo de antes.

Carta para mi esposo para hacerlo llorar.

Desde que nos separamos no he dejado de pensar en ti ni un solo momento, sé que cometimos un error al separarnos y estoy dispuesta a hacer todo lo que esté en mi mano para arreglarlo. No hay palabras que puedan describir el amor que siento por ti, eres el único que ha estado a mi lado durante todos estos años, y nunca dejas de sorprenderme.

Sé que a veces nos peleamos, pero sabes que eso no significa que no nos queramos, siempre vamos a tener momentos malos, pero eso no significa que vamos a dejar de querernos. Sé que a veces me porto mal, pero es solo porque te quiero demasiado y quiero que estés siempre a mi lado.

 

 

Te pido perdón por todos los momentos en que he sido egoísta contigo, y te prometo que lo voy a intentar remediar. No hay nada que me gustaría más que verte llorar de felicidad, aunque a veces me gustaría poder verte llorar de tristeza, para poder consolarte.

Sé que a veces nos peleamos por tonterías, pero es porque nos queremos tanto, me gustaría poder estar toda la vida a tu lado, compartiendo risas, lágrimas y todo lo que nos rodea. Eres mi sustento, mi fuerza y mi roca en momentos de tribulación, hoy quiero expresarte todo mi amor y gratitud por estar a mi lado.

 

 

Tu amor y protección me han hecho sentirme segura de nuevo, gracias por estar a mi lado siempre, en las buenas y en las malas. No es fácil para mí expresar lo que siento, pero creo que este es un buen momento para hacerlo.

Aunque pueda parecer que estamos pasando por un momento difícil, te aseguro que nuestro amor será eterno. Sin embargo, me siento muy triste cuando veo que no me escuchas y que no valoras lo que yo hago por ti.

 

 

No, no es un viaje de placer, sino que me voy a marchar lejos de ti, ya llevo mucho tiempo planeando esto y creo que es hora de llevarlo a cabo. No puedo seguir estando cerca de ti cuando estoy vacía por dentro, necesito encontrarme a mí misma y sanar las heridas que me has causado.

Sé que es injusto contigo y te pido disculpas, pero esto es lo que necesito hacer, te dejo esta carta para que sepas que me voy, aunque el dolor en mi corazón me dice lo contrario.