Gracias por estar siempre ahí para mí, tanto cuando estaba casada con tu hijo y ahora que estamos divorciados. Mil gracias por todos los momentos que hemos pasado juntos, me has enseñado mucho sobre la familia y el compromiso.

Gracias por ayudarme a cuidar de mi hija durante estos últimos meses, ha sido una gran ayuda para mí y me ha permitido volver a trabajar. Gracias por estar siempre dispuesto a ayudar con los niños, por llevarlos de viaje y por estar siempre interesada en lo que hacen.

 

 

Gracias por todo lo que has hecho por mí durante este último año, tus cuidados y atenciones me han hecho sentir muy feliz. Sé que tuvimos nuestros desacuerdos, pero siempre agradecí su apoyo. Lamento mucho que las cosas no hayan funcionado entre nosotros, pero espero que podamos seguir siendo amigas.

Lo sé que no siempre hemos estado de acuerdo, pero agradezco sinceramente todo el apoyo que me ha brindado. Le estoy muy agradecido por todas las atenciones que me ha dispensado durante estos años, ha sido una suegra maravillosa y me ha hecho sentir como en casa.

Carta para mi ex suegra de agradecimiento.

No hay palabras que describan lo afortunada que soy por tener una madre como la que tengo, y aunque usted no sea mi madre biológica, para mí es igual de importante. Le escribo para agradecerle todo el amor y cariño que me ha brindado durante todos estos años, ha sido un gran apoyo para mí.

Espero que podamos seguir llevándonos bien en el futuro y que podamos seguir apoyándonos mutuamente. Gracias de nuevo por todo, y espero poder hacerte sentir orgullosa de mí en el futuro.

 

 

Le escribo para agradecerle todo lo que ha hecho por mí durante estos años, ha sido un apoyo inestimable para mi esposa y para mí en todo momento. Siempre nos ha acogido con cariño en su casa y nos ha brindado sus consejos sabios.

No sabría cómo agradecérselo, pero sé que estaré eternamente en deuda con usted, espero que nos sigamos viendo a menudo y que podamos seguir compartiendo momentos felices. Siempre fuiste tan acogedor y generoso conmigo, y nunca olvidaré cómo te esforzabas para que me sienta a gusto en su hogar.

 

 

Sé que no siempre he sido la persona con la que es más fácil llevarse bien, pero siempre has sido tan comprensivo y solidario. Sé que no siempre fue fácil tenernos en tu casa, pero siempre nos hiciste sentir como en casa.

Realmente aprecié todas las comidas caseras que cocinaste para nosotros y todos los consejos que compartiste conmigo sobre ser esposa y madre. Muchas gracias por todas las cosas increíbles que ha hecho por mí y mi familia a lo largo de los años.

 

 

Sé que hemos tenido nuestros altibajos, pero realmente aprecio todo lo que ha hecho por nosotros. Después de nuestra última conversación, me gustaría agradecerle por todo lo que ha hecho por mí, ha sido un verdadero placer conocerla y estoy agradecida por haberme permitido formar parte de su familia.

Agradecemos todo el apoyo que nos brindaste, especialmente durante nuestros tiempos difíciles. Siempre recordaremos los buenos momentos que compartimos y te deseamos todo lo mejor en el futuro.

 

 

Después de nuestro divorcio, puedo decir que he descubierto una nueva forma de ver las cosas. Tanto tiempo pasé siguiéndote a ti y a tu manera de pensar, que nunca me di cuenta de lo que realmente quería en la vida.

Aunque nuestra relación nunca fue fácil, me alegra haberte conocido, eres una mujer muy especial y me has enseñado mucho. Gracias por todas las comidas deliciosas que me has preparado, por acogerme en tus abrazos cuando lo necesitaba y por ser una gran fan de mi esposo.