Sé que no crees que el matrimonio sea importante, pero para mí lo es, siempre lo ha sido, es un sueño el cual quiero cumplir.En el futuro espero que cambies tu manera de pensar acerca del matrimonio, realmente quiero casarme contigo y construir nuestro hogar.

El casarse es una responsabilidad grande, entiendo que no quieras o no sientas que un deber en este momento. Espero que puedas cambiar de opinión acerca de casarte en el futuro, pero respeto tu decisión si no lo haces.Solo quería decirte que todavía quiero casarme algún día.

 

 

No sé si eso es algo que quieres, pero quería que supieras cómo me siento. Te escribo porque quiero hablar contigo sobre algo que es muy importante para mí, quiero casarme. El casarnos es una decisión muy grande e importante, no es cualquier cosa.

Sé que nuestra relación es fuerte y tengo fe en que estaremos juntos pase lo que pase.  Gracias por ser honesto conmigo y por poner siempre mis sentimientos primero. Ciertamente no necesito un anillo para demostrarle al mundo que quiero estar contigo, pero es un sueño para mi y espero que algún día quieras hacerlo.

Carta para mi novio que no se quiere casar.

Espero que algún día cambies de opinión y quieras casarte, pero si no es así, también está bien.  Agradecida porque tomaste la iniciativa de que te quieras casar, entiendo que puede que no sientas lo mismo, pero agradezco tu disposición a seguir mis planes.

Espero que podamos seguir apoyándonos mutuamente en nuestros esfuerzos futuros, independientemente de si decidimos casarnos o no, solo quiero tu felicidad y tu bienestar mental, saber que estas alegre con la decisión que tomes en el futuro.

 

 

Solo el hecho de que no estemos casados ​​no significa que nuestra relación sea menos real o válida. Todavía podemos tener el mismo tipo de compromiso y amor entre nosotros sin tener que pasar por el proceso formal de casarnos. ¿Y quién sabe? Tal vez algún día querremos casarnos después de todo.

Vivamos la vida poco a poco, a nuestra manera, luego pensaremos en nuestros futuros planes. Creo que es un gran compromiso y es algo que debe tomarse en serio, quiero formalizar esta relación, que de verdad tenga una meta y un propósito.

 

 

Entiendo que es posible que no quieras casarte, pero yo sí. Espero que puedas venir a ver lo maravilloso que puede ser el matrimonio, formar una familia y tener un hogar, debes resolver de que quieres hacer con nuestra relación.

Sabemos que ambos estamos de acuerdo en que no queremos casarnos. Que nuestro amor siempre sea fortalecido, y que nada pueda derribarnos, en un futuro quizás quieras tomar esa elección.

 

 

No importa que no quieras casarte, seguiremos nuestro camino y en un futuro formaremos una familia. Yo quiero casarme contigo, tener hijos y pasar el resto de nuestras vidas juntos. No puedo seguir desperdiciando mis energías en algo que tú no estás dispuesto a dar, no quiero seguir con esto perdóname, nuestra relación no va a llegar a nada.

No pretendo presionarte ni obligarte a hacer algo que no quieres, pero me gustaría que pensaras en el matrimonio. Entiendo perfectamente tu voluntad, y no te la voy hacer cambiar, pero en un futuro piénsalo.

 

 

Yo estoy con ganas de casarme contigo, espero que tu igual, el matrimonio no se toma a la ligera y espero que estés preparado para tomar esta determinación. He llegado a amarte profundamente y estoy convencida de que quiero estar contigo para el resto de mi vida.

Te prometo que seré paciente, y esperare el tiempo que sea para tomar esta iniciativa tan importante, y construir un hermoso hogar juntos.

 

 

Hace mucho que estamos juntos y hemos pasado por muchas cosas buenas y malas. Hemos probado nuestro amor en situaciones extremas y nos hemos demostrado que estamos juntos para siempre. Sin embargo, hay una cosa que todavía está pendiente: casarnos.

Me gustaría pedirte que reflexiones. Si en algún momento cambias de opinión, sabes que estoy dispuesta a casarme contigo. Pero si sigues pensando que no quieres casarte, entonces continuaremos viviendo nuestra vida en pareja como hasta ahora.