Hoy es un día precioso y estoy seguro que lo vas a disfrutar al máximo, espero que hayas dormido bien y estés llena de energía.  Antes que nada, deseo un excelente día, te quiero mucho, se que lo sabes, sin embargo, no me cansaré de decírtelo, porque constantemente que lo hago me doy cuenta de lo afortunado que soy por tenerte a mi lado.

Amo todos los momentos que pasamos juntos, la risa, mirada, los abrazos y besos, y eso es solo el principio de lo que nos espera, porque te amo y sé que juntos podemos conquistar el mundo. Celebramos nuestro primer mes de relación y aunque ya llevamos mucho tiempo juntos, durante este tiempo me he enamorado un poco más de usted.

 

 

Espero que este día te encuentre sonriendo y con los brazos abiertos para recibir lo bueno que esta mañana te tiene. Cada amanecer que pasa estoy bastante enamorado, y en la mañana al despertarme siento que tengo la suerte de tenerte a mi cerca.

Me llenas de felicidad constantemente cuando estamos cerca, siento que toda es una hermosa ilusión del cual me es imposible despertar. Estás en cada pensamiento mío y que deseo estar junto a ti para poder disfrutar de tu compañía.

Carta de amor para mi novia buenos días.

Te convertiste en la persona más especial para mí en el mundo, y no hay nada que me haga más feliz que verte sonreír. A pesar de estar a miles de kilómetros de tu existencia, cada mañana me despiertas con una sonrisa en los labios.

Con miles amanecer, se me hace imposible no pensar en ti, aún en mis sueños estás presente, y me gustaría que estuvieras aquí para despertarme cerca tuyo. Has pasado por mi mente varias veces al inicio de este nuevo día, aunque estés lejos, pienso y siento una enorme emoción porque formas parte de mi vida.

 

 

Tus mejillas sonrosadas, tu sonrisa y lo que irradias es lo que me llena el corazón de felicidad. Aunque ayer nos separamos, en esta alba quiero decirte que me levanté pensando en ti, deseo que hayas tenido un buen descanso y que estés lista para empezar el dia junto a mí.

Eres la luz en mis días oscuros, el júbilo en mis momentos tristes y el combustible que necesito para seguir adelante. Siempre estás ahí para sonreírme, para hacerme sentir que todo está bien, eres la mujer de mi vida, la única que tiene el poder de hacerme sonreír cuando ando triste, de llenar mi corazón de alegría.

 

 

Eres la alegría en mi vida que me ilumina todos los días, y estar a tu lado es lo mejor que me ha pasado, gracias por estar siempre ahí para mí, por comprenderme y por amarme incondicionalmente. Apenas desperté y vi tu cara en mis sueños, me di cuenta de que necesito verte durante el día para sentirme feliz.

Quiero que sepas que sigo loco por ti, y que no hay nada que pueda hacer para detener esto, incluso en mis sueños, me encuentro completamente enamorado de tu persona. Quiero que sepas que permanezco muy orgulloso, por lo que has conseguido en la vida, no olvides que has sido una persona muy fuerte y capaz de lograr cualquier cosa que te propongas.

 

 

Hace ya tiempo que hemos estado separados, y aunque me costó un poco al principio, ahora estoy bien, hoy es una hermosa jornada y te transmito un mensaje lleno de amor y alegría. Espero que hayas dormido bien y que tengas hoy un momento radiante, sé que estamos lejos el uno del otro, pero recuerda que ando pensando en ti.

Tus ojos son verdes como el césped y llenos de ternura, tus labios son rojos como la sangre y llenos de pasión y tus cabellos son negros como el carbón y llenos de fuerza. Te convertiste en la mujer que me gusta mirar por las mañanas, cuando sale el sol, la mujer que me gusta abrazar por las noches, cuando el cielo está estrellado.