Escribo estas palabras en tu cumpleaños, querida abuela, que todavía estás aquí con nosotros, tu espíritu y sabiduría nos llena de alegría y consuelo en nuestros momentos difíciles. Tu amor y compasión nos traen paz durante los momentos de tensión, tus bendiciones nos acompañan en todos nuestros días.

Aunque no podemos verte físicamente, sabemos que tu espíritu está siempre con nosotros, esperamos que estés feliz y satisfecha en tu cumpleaños. Gracias por todo lo que has hecho por mí durante mi vida, eres la mejor abuela que una persona podría tener.

 

 

Me alegro mucho de que sigas con nosotros, tienes una gran energía y eres un gran apoyo para todos nosotros. Siempre estás ahí cuando la necesitamos, eres una persona increíble y estoy muy orgulloso de ti y espero que sigamos siendo tan unidos en el futuro.

A ti, que eres un ejemplo a seguir para toda la familia, te quiero desear lo mejor para este nuevo año que comienza, espero que sigas viva y en buena forma durante muchos años más, para poder seguir disfrutando de tu sabiduría y de tu cariño. Nos encanta pasar tiempo contigo, escuchar tus historias y bailar contigo, esperamos que sigas cumpliendo muchos años más y que nos sigas regalando tu sonrisa.

Carta de cumpleaños para mi abuela viva.

Cada cumpleaños es una alegría para ti y esta no es la excepción, espero que sigas cumpliendo muchos años más y que Dios te bendiga siempre. Que Dios te conceda mucha salud, alegría y felicidad, también espero que sigas disfrutando de buena salud y que puedas seguir compartiendo tus enseñanzas con nosotros.

Eres una persona muy especial para mí y no hay nada que me haga más feliz que verte sonreír, siempre estás ahí para mí cuando te necesito y me enseñaste mucho sobre la vida. Creo que es hora de que descanses y dejes que otros lleven el peso de este mundo, sé que no es fácil para ti hacerlo, pero estoy seguro de que lo harás.

 

 

Eres una abuela fantástica, llena de sabiduría y amor, siempre estás ahí para escucharme y ayudarme, incluso cuando no te pido ayuda. Tienes una energía única y nunca dejas de sonreír, eres una abuela increíble y siempre estás ahí para nosotros cuando la necesitamos.

Eres un apoyo incondicional y nunca nos juzgas, siempre sabes qué decir en el momento justo, gracias por ser tan buena conmigo y por todo el amor que me has dado a lo largo de mi vida. No hay nada que me guste más que verte reír y sonreír, así que espero que tu cumpleaños sea lleno de alegría.

 

 

Siempre has estado ahí para mí cuando lo he necesitado, y sé que seguirás estando ahí en el futuro. A pesar de que estamos separados por miles de kilómetros, yo sé que estás siempre conmigo, me aconsejas en los momentos difíciles, me acompañas en los momentos felices y me transmites tu sabiduría.

Eres una persona increíble, llena de sabiduría y amor, siempre estás ahí para nosotros, ofreciéndonos tu apoyo y compañía. Tu presencia nos llena de alegría, te deseo todo lo mejor en este cumpleaños y espero que disfrutes tu día al máximo y que recibas muchas felicitaciones.

 

 

Nuestro objetivo en la vida es hacerte feliz, y estamos seguros de que lo conseguimos, esperamos poder seguir pasando tiempo contigo y aprendiendo de ti durante muchos años más. Espero que hayas podido dormir bien y que estés descansado, espero que hayas podido desayunar bien y que estés satisfecho.

Siempre he admirado su fuerza y resiliencia, siempre está ahí para apoyarme, incluso en los momentos más difíciles. Tus bendiciones me han guiado a través de la vida, y te agradezco cada momento que pasamos juntas.