Con todo el amor que siento por ti, quiero agradecerte por estar a mi lado durante todos estos años. Tus palabras y tu amor son para mí lo más importante en este mundo, y saber que siempre estarás ahí para mí es un gran consuelo.

Eres la persona más maravillosa que he conocido y mereces todo el amor del mundo. Eres mi felicidad, mi vida y sin ti no podría seguir viviendo. Te quiero con todo mi corazón y deseo que seas feliz todos los días de tu vida.

 

 

Te amo mi preciosa esposa. No hay palabras para describir lo mucho que te aprecio. Eres mi todo, mi amor eterno. Siempre estás en mi mente y en mi corazón. Mil besos para ti, que eres la persona más especial en mi vida.

Eres el cielo en la tierra para mí, el amor de mi vida, el combustible que me alimenta y la razón de mi existencia.  Siempre estás en mis pensamientos, independientemente de la distancia que nos separe. 

Carta para mi esposa de amor.

A través de buenos y malos momentos, nuestro amor nunca se ha apagado. Tu bondad, ternura y paciencia son inmensas, y nunca podré agradecerte lo suficiente por todo lo que haces por mí.

Te quiero con toda mi alma y siempre estaré a tu lado para apoyarte en todo lo que necesites. Eres la mujer más maravillosa que he conocido en toda mi vida, y gracias a ti soy el hombre más feliz.

 

 

Te estimo mucho y admiro la forma en que eres capaz de ser fuerte para nosotros a pesar de todo. Te agradezco por estar a mi lado y apoyarme en todo momento. Eres la mejor compañera que podría desear y te aprecio con todo mi interior.

Eres la razón por la cual lucho cada día por ser un mejor hombre y por eso prometo seguir trabajando para estar a tu lado y cuidarte siempre. Te adoro mi amor y nunca te dejaré solo.

 

 

Te adoro con todo mi interior y siempre te voy a amar. Siempre estaré aquí para ti, mi amor eterno. Escucho tu respiración agitada en la oscuridad. Tus pequeños gemidos me llenan de una felicidad inexplicable.

El roce de tu piel contra la mía me produce cosquillas en el estómago. Te amo, mi esposa. Te aprecio con toda mi alma. Siempre estaré a tu lado para apoyarte, ayudarte, y amarte. Te deseo lo mejor en todos tus planes y espero que sigamos juntos por el resto de nuestras vidas.

 

 

Te estimo mucho. Eres la mujer que me ha robado el corazón y que me llena de felicidad cada día. Te adoro y te estimo con todo lo que soy. Gracias por ser mi mejor amiga y por compartir tu vida conmigo.

Prometo que siempre estaré a tu lado para cuidarte, protegerte y amarte. A tu lado me siento feliz, seguro, amado y protegido.  Eres la persona a la que quiero pasar el resto de mi vida, porque eres la única que me completa.

 

 

Gracias por ser mi fuerza en los momentos difíciles, y por llenar mi vida de alegrías. Te adoro muchísimo, y estoy convencido de que juntos podremos superar cualquier cosa. Te amo porque eres una persona divertida, inteligente, amable y comprensiva.

Siempre estás ahí para mí cuando lo necesito y siempre me apoyas en todo. Eres la mejor persona con la que he estado y espero pasar el resto de mi vida junto a ti.  Quiero que sepas que no podría estar sin ti, que eres la persona más importante en mi vida.

 

 

Te agradezco por todo lo que has hecho por mí y espero poder ser siempre yo mismo el mejor marido para ti.  A veces discutimos, pero eso es inevitable en una relación. Lo importante es que nos amamos y que estamos dispuestos a hacer lo necesario para mantenernos unidos. Siempre voy a estar a tu lado, y que nunca te voy a abandonar.