Te escribo esta carta para que pienses en nuestro futuro y tomes conciencia de la importancia que tiene la familia en nuestras vidas. Aunque estés cansado y no veas la luz al final del tunel, no te rindas, sigue adelante, lucha por nuestro amor.

Recuerda que juntos, somos más fuertes: que, a pesar de todo, el amor que nos une es más grande que cualquier problema. Sin embargo, también sabemos que tenemos que trabajar duro para mantener esta unión, necesitamos encontrar el balance entre ser independientes y apoyarnos mutuamente.

 

 

Durante mucho tiempo hemos estado distanciados y hemos dejado de lado lo que realmente importa, tenemos que cambiar esta situación, debemos volver a ser una familia feliz y unida. Sé que a veces es difícil estar a mi lado, que no eres feliz con tu trabajo y que sientes que no tienes un propósito en la vida.

Yo te entiendo, yo también he pasado por eso, pero eso no nos quita el derecho a ser felices. Al contrario, nos da la obligación de luchar por nuestro futuro y por nuestra familia, no podemos seguir permitiendo que la distancia nos separe.

Carta para mi esposo para que reflexione.

Creo que estás pasando por un momento en el que no estás seguro de lo que quieres y de lo que necesitas. Es comprensible, ya que la vida nos pone a prueba continuamente, pero es importante que tengas en cuenta que yo siempre estaré aquí para ti, independientemente de lo que decidas.

No quiero presionarte ni forzarte a tomar una decisión, solo quería dejarte este mensaje para que reflexiones sobre ello. No sé qué estás buscando, pero creo que es hora de que hablemos claramente sobre esto, tú eres la persona que más amo en el mundo, y quiero que seas feliz.

 

 

Sin embargo, a veces cometes errores, esos errores afectan nuestro matrimonio y nuestro futuro juntos. Te pido que seas honesto contigo mismo y reconozcas tus errores, también te pido que busques ayuda para corregirlos.

Hemos pasado por muchas cosas juntos y ahora estamos en medio de una crisis en nuestro matrimonio. Necesito que seas tú quien me haga feliz, necesito que seas tú el que quiera estar a mi lado, que me ame y me respete.

 

 

Hemos estado juntos durante muchos años y hemos pasado por muchas cosas, pero últimamente me siento muy desilusionada contigo. No sé qué he hecho mal, pero siento que nuestro matrimonio se está derrumbando.

Todo el tiempo estas cansado y nunca tienes tiempo para mí. Nunca quieres hablar y cuando lo haces lo haces de manera irritante.

 

 

No sé qué hacer para que nuestro matrimonio funcione de nuevo, pero estoy dispuesta a intentarlo. Pero a veces, me siento tan miserable y sola, tú no estás en casa mucho por el trabajo y cuando estás aquí, estás cansado y distante.

Sé que puedo ser una esposa muy demandante y que a veces soy un poco irritante, pero eso no significa que no te quiera. Aunque nos hemos separado, espero que sigas reflexionando sobre nuestro matrimonio, me gustaría que habláramos sobre nuestro futuro y nuestras expectativas el uno para con el otro.

 

 

Necesito saber si todavía quieres estar en este matrimonio y si estás dispuesto a trabajar junto a mí para mejorarlo. Sé que hemos tenido problemas, pero espero que podamos superarlos juntos, necesito saber si todavía me quieres y si estás dispuesto a comprometerte a hacerlo funcionar.

Nuestro matrimonio no es lo que debería ser, nos hemos alejado el uno del otro y ya no nos importamos el uno con el otro. No sabes cuánto te necesito y qué feliz me haces cuando estás a mi lado, a pesar de nuestras diferencias, sé que juntos podemos superar cualquier cosa.