Aunque a veces discutimos por tonterías, sé que en el fondo nuestro amor es fuerte y siempre estará presente. Prometo que no volverá a pasar, y que, si en algún momento te hago llorar de nuevo, será porque lo merezcas y porque lo necesite.

Pienso que en este momento eres la persona a la que quiero más en el mundo, quiero agradecerte por todo lo que haces por nosotros, porque, aunque a veces no te lo demuestro, sé que lo valoro muchísimo. Me encanta cuando nos abrazamos, nos besamos y pasamos momentos juntos, tus brazos son un refugio seguro en el que me encuentro a salvo de todo mal.

 

 

Sé que estás pasando por un momento difícil en el que las cosas no salen como quieres, pero no olvides que estoy aquí para apoyarte en todo lo que necesites. Siempre hemos tenido una relación increíble y nunca he dejado de quererte, sin embargo, últimamente noto que algo no va bien.

Parece que te has vuelto indiferente y no me miras como antes, no sé qué ha pasado, pero me estás haciendo mucho daño. Es cierto que a veces nos sentimos distantes, pero eso solo nos demuestra lo mucho que dependemos el uno del otro.

Carta para mi esposo que lo haga llorar.

Desde el día en que nos casamos, yo sé que eres el amor de mi vida, siempre estoy agradecida por todo lo que has hecho por mí. Sabes que siempre estaré a tu lado, que estaré dispuesta a ayudarte en todo lo que necesites, siempre hemos estado muy unidos y eso nunca cambiará.

A pesar de todo el amor que te tengo, a veces me gustaría ver cómo reaccionas ante el dolor, es como si tu corazón estuviera hecho de piedra y que nada pudiera herirte. Cuando nos casamos, juramos amarnos y cuidarnos mutuamente en las buenas y en las malas, nunca quise hacerte daño, y me duele mucho verte llorar.

 

 

Siempre estoy rogando a Dios para que ilumine tu camino y te dé fuerzas para seguir adelante, te deseo lo mejor, aunque sé que estás pasando por un momento muy duro. A pesar de que a veces discutimos, sé que nuestro amor es fuerte y prevalecerá, es por eso que he decidido escribirte esta carta para demostrarte cuanto te quiero.

A pesar de nuestras diferencias, estoy segura de que somos el uno para el otro, siempre te he amado por tu fuerza y por tu capacidad de sentir, incluso en los momentos más difíciles. Te echo de menos cuando estamos lejos y rezo para que estés bien cuando no estamos juntos, sé que a veces soy un poco difícil de entender, pero eso es porque te quiero demasiado.

 

 

Espero que me des todo tu amor y cariño, siempre quiero estar a tu lado para demostrarte cuánto te quiero y aunque a veces discutamos, nunca quiero alejarme de ti. Mi corazón solo tiene espacio para ti, nunca quiero perderte, sabes que soy muy celosa, pero solo contigo quiero ser así, no puedo evitarlo, eres lo mejor que me ha pasado.

Sé que a veces nos peleamos, pero eso sólo me hace darme cuenta de cuánto te necesito, eres mi fuerza, mi protector y mi mejor amigo. Aunque a veces no lo parezca, te echo de menos cuando estás lejos, no sabes cuánto me gusta acurrucarme contigo en la cama o simplemente escuchar tu voz.

 

 

Hoy en la mañana he pensado mucho en ti y en nuestro futuro y me doy cuenta de lo mucho que te necesito. Aunque nunca me lo has dicho, sé que a veces te preocupo, no soy perfecta y cometí errores durante nuestro matrimonio, pero estoy agradecida por tus cuidados, protección y por amarme incondicionalmente.