No sabes lo mucho que te echo de menos, y deseo poder estar a tu lado para poder abrazarte y contarte todas las cosas que me han pasado en mi viaje. No hay duda de que eres la persona más especial del mundo para mí, siempre estás ahí para mí cuando lo necesito, y nunca me fallas.

Siempre estás ahí para mí en los momentos difíciles, y me ayudas a ver las cosas desde una perspectiva diferente, nunca dejas de sorprenderme con tu sabiduría y tu buen humor. Te quiero por ti misma, por tu forma de ser, por ser como eres, y nunca cambiarías por nada en el mundo, eres una persona única, y estoy muy afortunada de tenerte como amiga.

 

 

Seguro que te has pegado una buena currada para estar como una leyenda, que sepas que aquí todo va bien. Recuerdo que solíamos pasar horas hablando de todo y nada, era agradable tener una amiga con quien conversar.

Los niños están divirtiéndose un montón en el colegio y tu padre y yo estamos trabajando mucho. Me alegro mucho de que hayas podido irte de vacaciones, aunque me hubiera gustado que pudiéramos irnos juntas.

Carta para mi mejor amiga copiar y pegar.

Sé que nunca me fallarás, y que estarás ahí para mí en los momentos en que lo necesite, gracias por todo lo que has hecho por mí, y por todo lo que estás dispuesta a hacer. En esta carta quiero contarte sobre todo lo que he estado haciendo, estuve en Europa por un tiempo, pero ahora estoy de vuelta en casa.

Sé que te gustará saber que he conocido a una gran cantidad de gente nueva y que he estado saliendo con algunos de ellos. Gracias por ser una persona con la que puedo contar en cualquier situación, gracias por ser como eres.

 

 

Espero que todo te vaya genial y que hayas encontrado el equilibrio entre el trabajo y la vida privada. Sé que no estamos tan cerca físicamente como quisiéramos, pero eso nunca ha significado que nuestra amistad sea menos fuerte.

Sé que estás pasando por un momento difícil y desde lejos quiero decirte que te apoyo y estoy aquí para lo que necesites. A pesar de la distancia, siempre estamos en contacto y sabemos mucho de lo que está pasando en nuestras vidas.

 

 

Desde el día en que nos conocimos hemos sido inseparables, compartimos secretos, risas y penas. Eres una persona muy especial, y gracias a ti he aprendido muchas cosas, tus consejos siempre me han ayudado a tomar decisiones correctas, y tu apoyo me ha dado fuerzas en momentos difíciles.

No sé si es solo una sensación mía, pero me parece que últimamente hemos estado más distantes que nunca. No sé si es porque cada uno estamos pasando por momentos diferentes o si es porque nos hemos cansado el uno del otro.

 

 

Pero lo cierto es que me da mucha pena y me gustaría que volviéramos a ser las mejores amigas que siempre fuimos. Sé que en ocasiones me he portado mal contigo, pero eso no quiere decir que no te quiera y valore enormemente.

Gracias por ser mi mejor amiga, la persona en la que más confío y con la que me siento cómoda hablando de todo. Siempre estaré a tu lado, ya sea para reírnos o para llorar contigo, tus problemas son también mis problemas.

 

 

 

Sé que has estado ocupada (como siempre) y que quizás no hemos tenido el chance de vernos recientemente, pero eso no quiere decir que no te quiero o que no pienso en ti. Eres una persona increíble, llena de bondad, comprensión y amor, siempre estás ahí para los demás, sin pedir nada a cambio.