Quiero agradecerte por todas las veces que me has apoyado y aconsejado. Si hay una persona a quien quiero demasiado en este mundo, esa persona eres tú.

Eres mi mejor amiga, la persona a la que puedo contar todo, con quien puedo reír y llorar. Siempre estás ahí para mí, sin importar las circunstancias, eres un apoyo incondicional, y eso es algo que valoro muchísimo.

 

 

Siempre estás ahí para mí y eres la única persona a la que puedo contarles mis problemas, espero que tú seas la primera persona a la que envío esta carta de San Valentín. Desde que éramos pequeñas, hemos compartido nuestros sueños, momentos divertidos y nos hemos apoyado mutuamente en todo lo que hemos hecho.

Siempre estaré agradecida contigo por ser parte de mi vida. Le agradezco muchísimo todos los momentos especiales que hemos compartido a lo largo de nuestra amistad.

Carta para mi mejor amiga de san valentin.

Aunque no estemos juntas físicamente, estoy seguro de que estamos conectados de alguna forma. Eres la persona a la que puedo contar todo, sin importar lo trivial que sea, siempre estás ahí para escucharme y darme ánimos.

Tus palabras de apoyo me hacen sentir mejor en los momentos difíciles. ¿Te gusta el día de san Valentín? A mí me gusta, pero no tanto como me gusta tu compañía.

 

 

Siempre me alegras el día y es por eso que quiero que sepas cuánto te quiero. Te agradezco de todo corazón todo lo que has hecho por mí y te deseo lo mejor en este día.

En esta ocasión quiero decirte que eres una persona muy especial en mi vida, y que siempre estará ahí para ti, en las buenas y en las malas. Me alegra mucho que hayamos podido estar juntas en ocasiones como esta, ya que significa que nuestra amistad es realmente especial.

 

 

Siempre recuerdo cuando éramos niñas y nos pasábamos horas jugando en el parque. Te agradezco por todas las alegrías que me ha proporcionado durante nuestra amistad.

Espero que este San Valentín podamos celebrarlos juntos, compartiendo una sincera felicidad. Que el amor llene tu vida de alegría y que la compatibilidad y el cariño que nos une nunca falten.

 

 

San Valentín es una oportunidad para demostrar nuestro amor y aprecio por los demás, y tú eres la persona a quien quiero demostrar mi cariño. Hoy es un día muy especial, San Valentín, y quiero dedicarte unas palabras de cariño.

Nos conocemos desde niñas y nunca nos hemos separado. Siempre estás ahí para mí cuando te necesito, y nunca me has fallado.

 

 

Desde que éramos niñas, hemos compartido muchas cosas en nuestras vidas, nos hemos apoyado en momentos difíciles y nos hemos felicitado en momentos de alegría. Sé que no es tu festividad preferida, pero creo que es importante que sepas cuánto te quiero y lo mucho que significas para mí.

Desde que éramos niñas, hemos compartido todo, hemos llorado, reído y sufrido juntas. Siempre estás ahí para ayudar a los demás y eres un gran apoyo, además, eres divertida, inteligente y sabes cuándo simular un orgasmo (Ja, ja).

 

 

Aunque estamos a millas de kilómetros de distancia, el corazón nos une.  Que puedas sentir la dicha y el amor en tu corazón.

Te deseo todo lo mejor, y que nos sigamos viendo en los momentos especiales que nos quedan por vivir. Como cada año, el 14 de febrero estoy recordando nuestro primer encuentro, seguro que no te acuerdas, pero fue en el colegio.

 

 

Nos sentamos en la misma mesa y nunca nos separamos desde entonces. Tal vez este no sea el mejor momento para expresártelo, pero quiero que sepas que eres una de las personas que más quiero en el mundo.

Te admiro por tu fuerza y tu capacidad de luchar por lo que quieres, siempre estás ahí para animarme en los momentos difíciles y eso significa mucho para mí.