Qué alegría recibir tu postal, espero que estés bien y que disfrutes de tu viaje, seguro que te estás divirtiendo un montón, espero que nos podamos ver pronto, me haría mucha ilusión.Hay una cosa en la vida que todos sabemos: que la distancia nunca es un obstáculo para el amor verdadero.

Y esa es precisamente mi creencia sobre nuestra amistad, no importa cuántas millas nos separemos, porque nuestro lazo nunca se romperá. Nuestra conexión es tan fuerte que incluso estando separadas podemos sentirnos una sola, siempre estamos en nuestros pensamientos, oraciones y sueños.

 

 

Tus palabras siempre me dan ánimos y me hacen reír, tus abrazos son calientes y reconfortantes. Sé que estás lejos, pero no dejo de pensar en ti, me acuerdo de todas las veces que nos hemos reído juntas, de todas las locuras que hemos hecho y de todos los momentos en los que te he necesitado.

Desde que nos separamos, he sentido una enorme nostalgia tu presencia, sé que estás lejos, pero aun así me gustaría poder abrazarte y contarte todo lo que he estado haciendo. Aquí todo sigue igual; mis padres continúan regañándome por no estudiar y mis hermanos siguen molestándome.

Carta para mi mejor amiga que esta lejos.

Pero a pesar de todo eso, hay algo que me llena de felicidad: la perspectiva de verte pronto. Te envío este mensaje para contarte que estoy pasando por un momento un poco difícil, necesito que me ayudes a encontrar una solución porque no sé qué hacer.

Perdón por no haberte escrito antes, pero es que las horas se me pasaban volando sin darme cuenta. Hoy en la mañana, después de despertarme, pensé en ti durante un buen rato y me di cuenta de lo mucho que te echo de menos.

 

 

Sé que eres fuerte y que puedes afrontar cualquier situación, así que no tengo miedo de que te puedas encontrar en aprietos. Aquí todo sigue igual, aunque hay algunas novedades que me gustaría contarte, espero que puedas regresar pronto y que podamos vernos para contárnoslo todo cara a cara.

Espero que estés disfrutando al máximo de cada momento y que te sientas feliz, aunque estemos distantes, sabes que estaré siempre aquí para ti. No puedo creer que estés lejos de mí, cuando necesito verte más que nunca, espero que estés teniendo un buen viaje y que todo esté bien.

 

 

No puedo esperar para volver a verte, abrazarte y reírnos juntas, recuerda que estoy siempre aquí para ti, y que puedes contarme cualquier cosa, siempre quiero estar al tanto de lo que te rodea. Siempre estuvimos juntas en todo momento y ahora que estamos separadas me doy cuenta de lo mucho que te necesito.

Aún recuerdo las largas charlas que teníamos, las carcajadas que nos reíamos y todas las aventuras que vivimos, espero que estés disfrutando al máximo tu vida lejos de mí. Sé que estamos lejos la una de la otra, pero nunca nos hemos sentido tan cercanas como ahora, tu ausencia me hace darme cuenta de lo importante que eres para mí.

 

 

Quiero que sepas que estaré siempre aquí para ti, en los buenos y en los malos momentos, espero que podamos vernos pronto y abrazarnos fuertemente. Espero que estés bien y que hayas encontrado lo que estabas buscando, seguro que estarás preguntándote qué estoy haciendo yo, pues la respuesta es que estoy en casa de mis padres, preparándome para empezar la universidad.

Espero que tú también estés estudiando mucho y que nos vayamos a encontrar en las mejores de las condiciones para después competir por el primer puesto en el mercado laboral. Bueno, amiga, creo que es hora de terminar esta carta, sólo quería decirte que te echo mucho de menos y que me gustaría volver a verte pronto.