Te deseo lo mejor en esta nueva etapa de tu vida y espero que sigas siendo siempre la misma persona con la que me siento orgulloso de contar, un enorme abrazo.

Siempre has sido muy especial para mí y espero que sigas siéndolo durante mucho tiempo, te quiero muchísimo y estoy orgulloso de ti, feliz cumpleaños.

Gracias hija mía por tu existencia, eres una bendición que traes alegría a mi vida, tu presencia me llena de felicidad y me da fuerzas para seguir adelante.

Eres la alegría de nuestras vidas, siempre estás dispuesta a ayudar y a hacer felices a los demás, tus buenas acciones nos llenan de orgullo.

Sin duda alguna, eres una hija muy especial y querida, por eso, estoy muy orgulloso de ti, espero que sigas cumpliendo todos tus objetivos y seas feliz en todo lo que emprendas.

Felicitación de un padre a una hija.

Qué felicidad me llena el corazón cuando pienso en ti, sé que eres una persona valerosa y que harás lo que esté en tu mano para lograr todo lo que te propongas.

Estoy convencido de que serás una gran madre y una esposa maravillosa, espero que sigas cumpliendo todos tus sueños, porque sabes que estaré aquí para apoyarte en todo.

Espero que tengas todo lo que deseas en esta nueva etapa de tu vida, sé que eres capaz de conseguirlo todo, que tengas muchos éxitos.

Querida hija, estoy orgulloso de ti, persevera en lo que quieres y hazlo con todo tu corazón, vive la vida al máximo y nunca olvides que los sueños son realidad si se persiguen lo suficiente.

Nunca te rindas y no dejes que nadie te quite tus sueños, siempre recuerda que eres una persona increíble, única e increíblemente especial.

Eres una hija digna de orgullo y estoy feliz de tenerte como mi hija, siempre te querré y estaré a tu lado en todo lo que necesites, feliz cumpleaños, te amo mucho.

Eres una de las alegrías de mi vida, me siento muy feliz de tenerte como hija y cada día me siento más orgulloso de ti, siempre has sido una niña buena.

En este tu cumpleaños quiero desearte lo mejor, que sigas siendo tal como eres, que nunca cambies y que seas feliz, te quiero.

Has logrado mucho en tu vida y nos has hecho muy felices, siempre nos cuentas tus aventuras y nos encanta escucharte, esperamos que sigas cumpliendo tus metas.

Cuando cumplas años, quiero que sepas que te quiero mucho, hija mía, espero que sigas siendo la misma persona llena de vida y alegría que eres ahora.

Espero que nunca dejes de sonreír y que sigas buscando siempre la felicidad en todo lo que hagas, feliz cumpleaños.

Querida hija: Que Dios te bendiga y te proteja siempre, eres la alegría de nuestras vidas y lo más valioso para nosotros, tu éxito es nuestro éxito y nos llena de orgullo.

Eres una joya única en mi vida y desde que naciste me has llenado de alegría, espero que sigas cumpliendo muchos años más y que seas siempre feliz.

Que Dios te bendiga y te colme de Su sabiduría y gracia para que puedas cumplir todos tus sueños, que nunca dejes de sonreír y de ser la niña llena de vida y alegría que eres.

No hay palabras para describir lo orgulloso que estoy de ti, has logrado muchas cosas en la vida, y todo eso gracias a tu fuerza y determinación.

Siempre has sabido lo que quieres, y nunca has dejado que nadie te detenga, eres una mujer maravillosa, y estoy seguro de que seguirás cumpliendo todos tus sueños.

Quiero decirte cuánto te quiero y lo feliz que me haces, eres la alegría de mis días, y por ti doy gracias a Dios todos los días.

Sé que en el futuro serás todavía más feliz, y que alcanzarás todas tus metas, que Dios te bendiga y te proteja siempre, te quiero mucho, hija mía.