Felicitacion para una madre que esta en el cielo.

Eres la mejor madre que el cielo pudo darme, siempre estuviste a mi lado, me cuidaste y me protegiste, nunca dejaste que me faltara nada, eres mi modelo a seguir y mi mayor orgullo, enhorabuena.

Hoy, desde el cielo, sigues cuidándome y protegiéndome, quiero que sepas que estoy muy contenta de que hayas podido estar en el cielo junto a Dios y que ahora puedas disfrutar de Sus bienes para siempre.

Espero que me estés protegiendo desde arriba, y que me envíes señales cuando sea necesario, siempre te voy a querer y a admirar por tu fortaleza para soportar tantas cosas en la vida, felicidades.

Querida mamá, aunque estás lejos, siempre te llevaré en mi corazón, siempre me has enseñado a ser valiente y a no rendirme nunca, aun en las situaciones más difíciles, te veo en el cielo.

Te agradezco por todo lo que me has enseñado, por toda tu querencia incondicional, no hay palabras para describir lo mucho que te echo de menos, espero que estés deleitándote del cielo.

Felicitacion para una madre que esta en el cielo.

Madre, hoy es un día muy importante, pues es el día en que celebramos tu memoria, aunque estés en el cielo, sigues siendo el cariño y la guía de nuestras vidas.

Esperamos que estés disfrutando de una felicidad inmensa en el cielo, rodeada de todos los seres queridos que ya has reencarnado, un abrazo enorme.

Madre en el cielo, estamos muy felices de que estés allí con Dios, te anhelamos mucho y pensamos en ti todos los días, esperamos verte pronto y darte un abrazo fuerte.

Te echamos de menos, pero estamos seguros de que estarás siempre con nosotros guiándonos en el camino, esperamos poder seguir haciéndote orgullosa y que en el cielo puedas finalmente descansar en paz.

Madre, prometo que te guardaré un lugar en el cielo, junto a mí, siempre estaré pensando en ti y te quiero muchísimo, siempre fuiste una gran madre para mí, y voy a echar de menos todas nuestras conversaciones y momentos juntas, espero poder verte de nuevo algún día.

No hay palabras para describir todo lo que significas para mí, eres la mejor madre que he tenido, valiente y comprensiva, y tu ausencia me deja un gran vacío, espero que estés disfrutando del cielo.

Te escribo para desearte que estés feliz en el cielo, espero que estés disfrutando de todo aquello que nunca pudiste tener en la Tierra, espero que estés deleitándote de todas las cosas buenas.

Te imagino sonriendo y mirándonos con ese cariño indescriptible que solo tu podías tener, sabes que, aunque ahora estamos separados físicamente, estamos más unidos que nunca y que tú eres y serás siempre nuestro mayor tesoro, enhorabuena.

Te agradezco por todo lo que nos enseñaste, por toda la estima que nos diste y por guiarnos en el camino de la vida, siempre estarás en nuestros corazones, te envío todo mi amor desde el cielo.

Aunque no estás físicamente con nosotros, tu presencia sigue siendo muy fuerte, sabemos que estás cuidando de nosotros desde el cielo y que nos ayudas en todo lo que hacemos, te recordamos con mucho cariño.

Eres la mejor persona que hemos conocido y nos ayudaste en todo momento, siempre estarás en nuestro corazón, te mandamos un abrazo enorme y todo nuestro amor, felicidades.

Madre, Dios te tiene en el cielo y estamos seguros de que estás contenta, te extrañamos mucho, pero sabemos que estás cuidando de nosotros desde allá arriba, gracias por todo lo que nos has inculcado durante nuestras vidas, nosotros te amamos y nunca te olvidaremos.

Sé que estarás aprovechando de tu eterno descanso y de la compañía de todos los seres queridos que ya no están con nosotros, aunque nunca podremos celebrar tu cumpleaños con la misma alegría que teníamos en la tierra, sabemos que estarás siempre en nuestro corazón.

Madre: Desde el cielo en donde estás, queremos enviarte muchas felicitaciones por el gran día que es hoy, tu Alegría es evidente, pues nos llenas de luz cada día.

Eres el mejor regalo que Dios nos ha dado y por eso queremos agradecerte por todo, tu estima indescriptible, tu sabiduría y tu fortaleza son nuestro ejemplo a seguir, estamos seguros de que desde el cielo estarás cuidándonos siempre.