Mi querida hija, te deseamos toda la felicidad en tu matrimonio, que Dios te guarde y te ilumine en todos los momentos de tu vida junto a tu esposo.

No hay nada que me haga más feliz que ver a mi hija feliz y estar casada es la cima de la felicidad para cualquier persona, espero que ustedes dos sean muy felices.

Nuestros mejores deseos en este día tan especial, que toda la felicidad y amor que hay en el mundo los acompañen en esta nueva etapa de sus vidas, que sean muy felices.

Eres la alegría de mi vida, quiero felicitarte por el gran paso que has dado en tu vida, de ahora en adelante tu vida será diferente, pero tengo fe que te ira muy bien, te quiero.

En este día especial quiero expresarte todo mi amor y felicitarte por tu gran logro, elegir el camino del matrimonio es un paso muy importante en la vida, y estamos muy orgullosos de ti.

Felicitaciones de boda para mi hija.

Eres la persona más importante en mi vida, y por eso te quiero felicitar por tu boda, has encontrado al amor de tu vida y eso es algo muy especial.

Estamos orgullosos de ti por haber elegido el camino del matrimonio, esperamos que esta sea la primera de muchas bendiciones que recibas en tu vida.

Estimada hija, antes que nada, queremos felicitarte por tu boda, nos sentimos muy felices de que hayas encontrado a la persona con la que quieres pasar el resto de tu vida.

Te deseamos todo lo mejor, sabemos que te hemos preparado mucho para esta ocasión, y esperamos que todo salga perfecto.

Te felicito por tu boda, estoy muy orgulloso de ti y de lo que has logrado, espero que esta sea solo el comienzo de una vida llena de amor y felicidad.

Qué feliz y emocionada me siento al pensar que pronto será mi hija quien se case, desde luego, será un día inolvidable, le deseo a usted y a su futuro esposo toda la felicidad.

Espero que este nuevo capítulo en su vida esté lleno de amor, alegría y muchas bendiciones, mi más sincero agradecimiento por haberme permitido ser parte de esta hermosa etapa.

Quiero expresarte todo mi amor y felicitarte por este paso que estás dando en tu vida, eres una hija maravillosa y estoy seguro de que serás una excelente esposa.

No hay palabras para describir lo orgulloso que estoy de ti, hija querida, siempre has sido un modelo a seguir y eso solo continúa ahora que estás casada, me alegro mucho por ti.

Tu madre y yo nos sentimos muy orgullosos de ti y estamos seguros de que será una maravillosa esposa, que la alegría y el amor florezcan en tu hogar durante toda la vida.

Un hermoso día para ti, querida hija, y un feliz inicio de tu nueva vida junto a tu esposo, desde lo más profundo de mi corazón, te deseo toda la felicidad.

Que este sea solo el primer paso hacia una trayectoria llena de alegría y satisfacción, siempre estaré aquí para apoyarte.

Cuánto me alegro por ti hija, que encuentres en él a un hombre que te valore y ame, espero que esa felicidad dure para toda la vida, con muchos años de felicidad.

Quiero aprovechar esta oportunidad para felicitarte y desearte toda la felicidad por tu boda, sé que estarás radiante el día de tu enlace matrimonial y que disfrutarás cada momento.

Espero que este sea el inicio de una hermosa etapa en tu vida y que seas muy feliz junto a tu esposo, te quiero muchísimo, hija mía, feliz boda.

Desde el fondo de mi corazón, te deseo toda la felicidad en tu boda, que esta sea el comienzo de una vida llena de prosperidad.

Que Dios bendiga tu matrimonio y te dé sabiduría para afrontar cualquier dificultad que pueda surgir, siempre te voy a querer y apoyaré, feliz boda.