Felicitaciones de cumpleaños abuela fallecida.

Hola abuela, quiero enviarte este mensaje para desearte un feliz cumpleaños, aunque ya no estés físicamente con nosotros, sé que sigues siendo una parte importante de nuestras vidas.

Hola abuela, te escribo esta carta para desearte un feliz cumpleaños, aunque estés en el cielo, espero que hayas disfrutado tu día y que sigas siendo el ángel que siempre fuiste para nosotros, un abrazo enorme.

Tus enseñanzas me han ayudado a convertirme en la persona que soy hoy en día, tu fortaleza y tu sencillez son las cualidades que más me han impresionado de ti, te echo muchísimo de menos, pero estoy seguro de que desde el cielo nos seguirás guiando y protegiendo, feliz cumpleaños.

Amada abuela, no sé si estarás viendo desde arriba, pero quiero que sepas que todavía te quiero y te extraño mucho, hoy es tu cumpleaños, y aunque no estés físicamente aquí para festejarlo contigo, quiero enviarte todo mi afecto.

Muchas felicidades en tu cumpleaños abuela, aunque estés en el cielo, te queremos mucho y pensamos en ti a diario.

Felicitaciones de cumpleaños abuela fallecida.

Esperamos que hayas tenido un feliz cumpleaños en el cielo, te echamos de menos cada día, siempre serás nuestro ángel guardián, un beso enorme, muchas felicidades a ti.

Hola abuela, te escribo para felicitarte por tu cumpleaños, aunque estés ya en el cielo, espero que allá arriba estés gozando de un feliz cumpleaños y que te sigas portando muy bien.

Quiero agradecerte todo lo que has hecho por nosotros, especialmente durante estos últimos años en que has estado en el cielo, nos has dejado un gran vacío en nuestros corazones, feliz cumpleaños.

Siempre eras muy apreciada en nuestra familia, te echaremos mucho de menos, pero estaremos orgullosos de ti por siempre, feliz cumpleaños, abuela.

Tu ejemplo de vida nos ha enseñado a ser fuertes ante las adversidades y a nunca rendirnos, deseamos que estés gozando de un feliz cumpleaños en el cielo.

Te mando un abrazo y mis deseos en este día, espero que estés disfrutando de un feliz cumpleaños en el cielo, junto a tu querido esposo, siempre te llevaré en mi corazón.

Era genial tenerte como abuela, espero que sigas disfrutando del cielo y que nos sigas protegiendo a todos desde allí, un fuerte abrazo, feliz cumpleaños.

Abuela fallecida, no estás físicamente aquí con nosotros, pero eres y seguirás siendo para siempre una parte muy especial de nuestras vidas, feliz cumpleaños.

Hoy, tu cumpleaños es especialmente emotivo, ya que celebramos tu recuerdo con mucho amor, esperamos que estés gozando un feliz cumpleaños en el cielo, donde estarás rodeada de todos los seres queridos que nos has dejado.

Aunque nunca podremos ponernos en contacto contigo, nuestro amor por ti nunca disminuirá, siempre estarás en nuestros corazones y pensamientos, feliz cumpleaños abuela.

Hola abuela, que fecha tan importante la de tu cumpleaños, aunque lamentablemente ya no estés físicamente con nosotros, sé que estarás en nuestros corazones iluminándonos siempre.

Hoy es un día especial para ti, abuela, ya que cumples un año más de vida, aunque ya no estás físicamente entre nosotros, siempre estarás en nuestro corazón, felicidades.

Te deseamos toda la felicidad del mundo, que este cumpleaños sea el primero de muchos que celebremos juntos en el cielo.

En este día tan importante quiero enviarte todo mi cariño y agradecimiento, sé que estarás celebrando tu cumpleaños en el cielo y estoy segura de que Dios te tiene preparada una sorpresa muy representativa.

Ha pasado un año de tu fallecimiento y todavía te echo mucho de menos, hoy es tu cumpleaños y en tu honor quiero enviarte una carta para saludarte y desearte que estés placiendo del cielo.

Queremos desearte un feliz cumpleaños, abuela, aunque no estás físicamente con nosotros, sabemos que estás en un mejor lugar.

Siempre nos has inspirado con tu fortaleza y afecto, esperamos que podamos seguir con tu legado y ser lo mejor que podamos ser, que tengas un día lleno de alegría y felicidad.