Querido esposo, eres y siempre serás una parte importante de mi vida, aunque ya no estás físicamente conmigo, tu espíritu continúa vivo en mi corazón, te quiero.

Mi esposo, hace unos días que has cruzado el puente hacia el otro mundo y aunque todavía duele tu ausencia, quiero agradecerte por todos los momentos hermosos que vivimos juntos.

Fue un privilegio ser tu esposa durante todos estos años y aunque te extraño terriblemente, sé que estás en un mejor lugar, espero poder encontrarte allí en el futuro para poder abrazarte.

En este difícil momento, quiero que sepas que estoy aquí para ti, pase lo que pase, te quiero mucho y siempre te recordaré con mucho amor, un abrazo muy fuerte.

Aún en el momento en que te fuiste y nos dejaste, sigues siendo el mejor esposo que jamás podría haber imaginado, te quiero mucho.

Felicitaciones para un esposo fallecido.

Felicitaciones por el recuerdo de un gran esposo, usted lo extraña, pero está feliz de haber compartido tantos momentos especiales con él, espero que se vean en el cielo.

Aunque ya no estás físicamente con nosotros, siempre estarás en nuestros pensamientos y oraciones, esperamos verte pronto en el cielo, te queremos mucho.

Gracias por todos estos momentos, aunque ya no estes conmigo, hoy en día me doy cuenta que eres el mejor esposo que podía haberme tocado, te quiero mucho y te extrañare.

Querido esposo, aunque ya no estás físicamente conmigo, sé que estás en un mejor lugar, sé que eres feliz y me alegro por ello, te extrañaré mucho.

Te quiero muchísimo y te agradezco todos los momentos hermosos que vivimos juntos, fue un honor ser tu esposa.

Querido marido, te quiero mucho, hoy en día, un año después de tu partida, todavía te echo de menos cada día, te prometo que pronto nos veremos.

Espero que estés en un mejor lugar y que me estés cuidando, gracias por todos los buenos recuerdos que nos dejaste, siempre serás mi amor eterno.

Hoy es un día difícil, sin embargo, queremos felicitarte en el cielo por el hermoso matrimonio que compartiste con tu esposa en la tierra, que Dios te tenga en su gloria.

Que Dios te proteja y te dé la fuerza para seguir adelante, que sepas que todavía te amo y que estaré siempre junto a ti, que la bondad de Dios ilumine tu camino.

Sé que estás en un mejor lugar, pero eso no hace que la pérdida sea menos dolorosa, espero que estés viendo todo lo que estoy haciendo por nuestro hijo y que estés orgulloso de mí.

Querido esposo, te queremos mucho y estamos muy tristes por tu pérdida, sé que estarás en el cielo y nos acompañarás de ahora en adelante.

Esperamos que encuentres el descanso eterno y que nos permitas estar junto a ti en el futuro, te amamos mucho y estamos orgullosos por todo lo que lograste en la tierra.

Te quiero muchísimo, eres y siempre serás un hombre extraordinario, noble y fuerte, estoy segura de que en el cielo estás disfrutando de una felicidad inmensa.

Mi querido esposo, no sabes cuánto te echo de menos, te quiero y deseo que estés en un lugar mejor, siempre te recordaré con mucho cariño, nos vemos en el cielo.

Te deseamos todo lo mejor, que Dios te conforte y te llene de toda la hermosura del cielo, que sepas que estamos orando por ti para que seas feliz.

Mi querido esposo, quiero que sepas que estoy muy feliz de haberte conocido, fuiste el mejor compañero que pude haber tenido en la vida, eres y serás siempre el amor de mi vida.

Les envío mis más sinceras felicitaciones en este momento difícil, su pérdida es enorme y estarán en todos mis pensamientos, te amare por siempre esposo.

Te queremos recordar y eternamente agradecer por todo lo que nos diste durante nuestro matrimonio, aunque nunca podremos olvidarte, sabemos que estás en un mejor lugar.