Mamá, gracias por dedicar tu vida a nosotros, eres una verdadera bendición en nuestras vidas, te queremos mucho.

Mamá, eres una gran persona y una excelente madre, gracias por guiarnos y cuidarnos durante toda nuestra vida, te queremos.

Mamá, en este día quiero pedirte perdón por todas las veces que te he fallado, sé que he cometido errores, pero nunca dejaré de quererte, Dios te bendiga.

Querida Madre, Dios te bendiga y te guarde, te da mucha alegría ver a tus hijos crecer en el amor y la fe, eres un modelo de virtud para ellos, felicidades.

Que la Virgen María te ayude a ser siempre una buena madre y una firme aliada en la educación de tus hijos, te deseamos toda la felicidad del mundo en este día.

Felicitaciones para una mama cristiana.

Eres una fuente de fortaleza y amor incondicional, que Dios te bendiga siempre, aunque no estemos juntos en este día, quiero que sepas que estaré pensando en ti, te quiero.

Gracias, mamá, por ser una fuente inagotable de amor y apoyo, eres un ejemplo a seguir y nunca dejas de sorprenderme con tu fortaleza, feliz Día, que Dios te guie y bendiga.

Gracias por dedicar tu vida a cuidarme y prepararme para afrontar el mundo, eres un ángel enviado por Dios en mi vida y estaré eternamente agradecido contigo, te quiero.

Eres una madre ejemplar, llena de amor y dedicación, siempre estás ahí para nosotros y nos ayudas en todo, que Dios te bendiga.

Siempre nos enseñas a amar a Dios y a respetar a nuestros padres, que Él te conceda muchos años de vida junto a nosotros, gracias por ser una madre tan dedicada a Dios, te quiero.

Mi querida Mama, te felicito por ser una mujer cristiana que cree en Dios, tu ejemplo me ha enseñado a creer en el amor y la misericordia de Dios, te quiero.

Tu fortaleza y fe me han inspirado a seguir adelante en momentos difíciles, gracias por ayudarme a crecer, te quiero mucho y te deseo toda la felicidad.

Que el Señor te bendiga y te guarde, que te muestre su amor y compasión, que te dé la fuerza para seguir adelante en este difícil camino que es ser madre, felicidades.

Gracias, madre, por enseñarnos el verdadero significado del amor, eres una bendición en nuestras vidas, te amamos.

Eres una mujer admirable, madre, tu fe y tu amor son un ejemplo para todos nosotros, gracias por ser parte de nuestra familia.

Que Dios te recompense mil veces por tu bondad, eres una madre ejemplar, que nos enseña a amar y a servir a los demás, que Dios te bendiga hoy y siempre.

Gracias, Señor, por esta bendición que hoy nos concedes, y por la mamá que nos has dado, que ella sepa protegernos siempre y que nos enseñes a ser buenos hijos, felicidades para ella.

Te deseamos lo mejor en esta felicitación especial para ti, querida mama, que Dios te bendiga y te guarde en todo momento, esperamos que este día sea especial para ti.

Mamá, te extiendo mis sinceras felicitaciones en este día en el que eres reconocida por tu gran esfuerzo, eres una madre incansable, tu fortaleza y fe son un ejemplo para todos nosotros.

Te felicitamos, madre, nos sentimos privilegiados de tenerte en nuestras vidas, que nuestro Dios te bendiga grandemente y sigas prosperando en el camino de la fe, te queremos.

Eres una fuente de fortaleza y seguridad para nosotros, y gracias a ti hemos aprendido a amar incondicionalmente, que Dios te bendiga y te proteja siempre.

Dios te bendiga, querida Mama, que tu fe y amor por el Señor crezcan cada día, te deseamos lo mejor en este día tan especial.

Gracias por ser un modelo a seguir, por tu paciencia y por todo el amor que me has dado, eres el mejor ejemplo a seguir y el motor que me impulsa a seguir adelante, Dios te bendiga.