Las palabras son la llave de todo, la disciplina es una de las claves para el éxito.

No hay nada que se pueda comparar a la sensación de disciplina y satisfacción que viene después de haber completado un objetivo arduamente.

La disciplina sin inteligencia sólo conduce a la obediencia ciega.

El arte de la disciplina consiste en hacer que lo que se quiere se convierta en un hábito.

La disciplina conduce a la obediencia, la obediencia a la autoridad, y la autoridad a la paz.

Frases con la palabra disciplina.

La disciplina nos enseña a ser conscientes de nuestras acciones y nos ayuda a no dejarnos llevar por nuestros impulsos.

Una persona sin disciplina no es capaz de orientar su vida en un sentido determinado.

No hay nada más gratificante que el éxito obtenido a través del propio esfuerzo y la disciplina.

Es necesaria la disciplina para que todos trabajemos en armonía.

Uno de los mayores retos a los que se enfrenta un padre es inculcar a sus hijos la importancia de la disciplina.

La disciplina es necesaria para obtener éxito en todo lo que se emprenda.

No hay nada como la disciplina para conseguir que las cosas salgan bien.

Para llegar a ser una persona exitosa, debes aprender a ser disciplinado.

Las reglas de disciplina en la familia son esenciales para una buena convivencia.

La clave está en la disciplina: ser constantes en nuestro propósito de mejorar y aprender de nuestros errores.

La disciplina nos capacita para focalizar nuestra atención en lo que es importante y mantenernos firmes en nuestros propósitos.

Sin disciplina, seríamos incapaces de alcanzar nuestros objetivos y nos convertiríamos en seres irresponsables.

La disciplina no se trata de golpear a los niños cuando hacen algo mal, se trata de enseñarles el camino correcto y ayudarlos a seguirlo.

Las normas de disciplina son indispensables en toda sociedad organizada.

Sin disciplina, nadie alcanza el éxito porque es la base de todo progreso.

El éxito solo es posible a través de la disciplina.

El que tiene disciplina, tiene el mundo en sus manos.

A través de la disciplina llegamos a ser lo que somos y lo que queremos llegar a ser.

A través de la disciplina podemos transformar nuestras vidas a un lugar mejor.

No es fácil ser disciplinado, pero si es fácil ver los resultados.

La disciplina es lo que separa a los grandes de los insignificantes.

Las personas disciplinadas tienden a tener éxito en todo lo que hacen.

Las reglas son iguales para todos, es la disciplina la que nos permite seguirlas.

La disciplina nos lleva a la libertad y nos muestra el camino a la felicidad.

Si la disciplina fuera una ciencia, todos serían doctores.

La disciplina es el pan de cada día para obtener éxito.

Las cosas no se consiguen sin esfuerzo, ni se mantienen sin disciplina.

Debo admitir que la disciplina es una de las cosas que más me cuesta, pero es que cuando me pongo a ello, veo los grandes resultados.

Uno debe ser disciplinado en todo lo que hace, para poder alcanzar el éxito.

La disciplina nos lleva a la autodisciplina, que nos lleva a la felicidad.

Si quieres lograr tus objetivos, debes aprender a disciplinarte.

Las cosas no llegan fácil, hay que conquistarlas con trabajo y disciplina.

Si se tiene disciplina se puede lograr todo lo que se quiera en la vida.

Las cosas que se consiguen con disciplina pueden ser increíbles.

Las cosas que valen la pena requieren esfuerzo, dedicación y disciplina.

Tener disciplina es el camino para alcanzar lo que deseas en la vida.

El fracaso es la mejor enseñanza, la disciplina es el mejor camino para el éxito.