La felicidad es una experiencia única que nos llena de alegría y nos permite experimentar la vida de una forma más intensa.

Las personas más felices no tienen las mejores vidas, solo saben sacar el mejor partido de las que tienen.

La felicidad no es algo que encontrarás fuera de ti, es algo que te encontrarás dentro de ti.

No dejes que la felicidad pase por alto, detente a buscarla cada día.

Encontrar la felicidad en el simple hecho de vivir, es el objetivo de la vida.

Frases con la palabra felicidad.

La felicidad no se encuentra en las cosas que tenemos, sino en lo que somos.

La felicidad es como una flor; si la cuidas, florecerá cada día.

La felicidad no se encuentra en el objeto, sino en el interior de la persona.

La felicidad se logra cuando buscamos la satisfacción en las cosas sencillas de la vida.

La felicidad viene y se va, pero el recuerdo de ser feliz siempre está.

Si cada momento de nuestra vida estuviera repleto de felicidad, nunca nos daremos cuenta de lo afortunados que somos.

No hay nada como la felicidad para hacer que el mundo entero parezca un lugar mejor.

La felicidad es el aroma a hierba recién cortada en una soleada mañana de verano.

Pasar por la vida sin experimentar la felicidad es como pasar por el mundo sin ver el sol.

La felicidad no está en las cosas materiales que podemos poseer, ni tampoco en los honores o la fama, la clave de la felicidad está en la interioridad de cada persona.

La felicidad nos ayuda a ser creativos e inspirados, nos hace ser más optimistas y nos da la motivación para perseguir nuestras metas.

La felicidad no tiene por qué ser permanente, pero si es genuina, volverá a aparecer en nuestra vida cuando menos lo esperamos.

Es cierto que la felicidad no es una sensación permanente, sin embargo, cuando estamos felices, ese momento se convierte en el recuerdo más feliz de nuestras vidas.

Enfréntate a la vida y disfruta del momento presente, porque es ahí donde se encuentra la felicidad.

Cuando seas feliz con lo que tienes, la vida te retribuirá con más cosas buenas.

La felicidad es la clave de la vida, y si la encuentras, todo lo demás se encuentra por complemento.

Cuando estés en el umbral de la felicidad, nunca olvides que el camino que lleva a ella es la gratitud.

La felicidad es el resultado de la suma de todas las buenas experiencias que hemos tenido a lo largo de nuestra vida.

Cuando vemos finalmente cumplidos nuestros deseos sabemos que la felicidad nos pertenece.

La felicidad no se define por las cosas materiales que poseamos, sino por las experiencias que vivamos.

En el camino hacia la felicidad, a veces tropezamos, pero siempre hay que levantarse y caminar con fe de que todo saldrá bien.

La felicidad no es apropiada para todos, quizás es mejor buscar el equilibrio.

No podemos apresurar el proceso de encontrar nuestra felicidad, debemos dejar que se desarrolle naturalmente.

Solo aquellos que son felices en su interior pueden irradiar felicidad a los demás.

Si es cierto que la felicidad tiene forma de sonrisa, espero que sonrías mucho, porque la felicidad se contagia.

La felicidad no es algo que nos llega de fuera, sino algo que construimos nosotros mismos a través de nuestras acciones y decisiones.

La felicidad puede durar un momento o una vida entera, lo importante es disfrutarlo al máximo.

Cuando se encuentra la felicidad, no se necesitan palabras, solo se necesitan actos que demuestren lo feliz que uno está.

Las palabras son importantes, cuando hablamos de felicidad, esperamos que sea genuina.

Hay quienes buscan la felicidad y la encuentran en diversas formas, y hay quienes no saben lo que es hasta que ya es tarde.