Cuando me preguntas por ignorancia, lo que en realidad me estás preguntando es cómo es que llegué a esta situación.

Las consecuencias de la ignorancia son graves, conduce a la estupidez, y ésta, a la miseria.

Si no hay educación ni información, no hay forma de combatir la ignorancia.

Algunas personas utilizan la ignorancia como una excusa para justificar sus acciones.

La ignorancia engloba a la irresponsabilidad, porque un ignorante es incapaz de tomar decisiones adecuadas porque no tiene el conocimiento necesario.

Frases con la palabra ignorancia.

Las personas ignorantes son las más felices, porque no tienen nada que reprocharse.

Todos los males de la sociedad proceden de la ignorancia, no hay nada peor que la ignorancia.

La ignorancia frecuentemente es confundida con la estupidez, aunque la estupidez es una característica de la ignorancia.

Si eres ignorante a lo que pasó ayer, estás mejor preparado para lo que va a suceder mañana.

La ignorancia es el mayor enemigo de la humanidad y conduce a la miseria y a la desesperación.

No hay ignorancia en el amor, solo hay ignorancia en la separación.

Las personas que habitan en la ignorancia son sumamente felices, pues están convencidas de que el conocimiento es el mayor enemigo de la felicidad.

No puedo cambiar el pasado, ni eliminar la ignorancia de las personas, solo puedo seguir y aprender de los errores cometidos.

En el estado de ignorancia uno sólo es capaz de satisfacer sus propios intereses egoístas.

Es una lástima que la ignorancia sea tan poderosa, ya que la verdad siempre será superior.

No es ignorancia lo que me hace daño, es el hecho de saber que la ignorancia existe.

Algunos nacen con un don especial, otros aprenden a ser grandes con la ayuda de la ignorancia.

La ignorancia tiene muchos grados, el mayor de ellos, la estupidez.

A veces la ignorancia es un bien cegante, que nos aleja de la realidad; otras veces, es un mal que nos entorpece el camino.

La ignorancia nunca es ciega, simplemente no quiere ver.

La ignorancia no tiene remedio, pero sí el conocimiento.

No podemos culpar a la ignorancia por nuestros errores, ya que es una de las principales causas de ellos.

No podemos remediar la ignorancia ajena, pero sí nuestra propia.

La muralla que nos impide ver la realidad y nos impide avanzar, conocer nuevas cosas es parte de la ignorancia.

A las personas ignorantes no hay nada que las inquiete y las preocupe, porque no tienen idea de lo que pasa a su alrededor.

Aprender es la única forma de vencer el miedo a la ignorancia.

La ignorancia nos lleva a la superstición, la superstición nos lleva a la religión, la religión nos lleva al fanatismo y el fanatismo nos lleva a la guerra.

Cuando se es ignorante se tiene mucho que aprender, pero también mucho que enseñar.

La ignorancia es lo peor que nos puede pasar, no solo porque nos impide entender el mundo y avanzar, sino porque nos aleja de la felicidad.

No se pueden destruir los edificios de la ignorancia sin derribar los cimientos de la intolerancia.

No es la ignorancia lo que nos hace vulnerables, es la ilusión de saber.

Las personas ignorantes son presas fáciles de las mentiras y de las manipulaciones.

Es imprescindible estar dispuestos a aprender si queremos superar la ignorancia.

Cuanto más sabemos, más nos damos cuenta de lo mucho que ignoramos.

No podemos culpar a la ignorancia por nuestros errores, pero nos ayuda a entenderlos.

Cuanto más ignorante eres, más fácil es engañarte a ti mismo.

Cuando la ignorancia es el principal motivo de una acción, es fácil caer en el error.