No estamos solas, tenemos el apoyo de muchas mujeres que nos quieren y respetan, esto es parte de todas.

Nunca es excusable la violencia no se merecen ser tratadas de esa forma.

Ninguna mujer debe tolerar la violencia de ningún hombre, no es normal que una mujer sea maltratada.

Las personas que se dedican a la violencia son débiles y no tienen solución para sus problemas.

No hay nada más triste que una mujer golpeada, es necesario que tomemos medidas para frenar esta violencia.

Frases de día naranja.

Respetar a las mujeres es fundamento de una sociedad justa.

Las mujeres no pedazos de carne que se pueden maltratar, nosotras tenemos sentimientos, derechos y una voz que debe ser escuchada.

A las mujeres nos duele la violencia tanto como a ustedes: Ayúdenos a frenarla.

No es normal que una mujer se vea obligada a reprimir su identidad para ser aceptada en la sociedad.

Que una mujer prefiera callar sus emociones para no ser mal interpretada solo refleja la violencia estructural en la que viven.

Ninguna mujer merece ser golpeada, insultada o abusada en ningún contexto, detengamos dicha violencia.

Recuerda que la violencia doméstica es una situación de riesgo para las mujeres: no es normal, no tiene por qué aceptarse y se puede prevenir.

Educar a las niñas y mujeres sobre sus derechos es la mejor forma de prevenir la violencia.

Ninguna mujer debería vivir con miedo a ser agredida, prevenir la violencia contra las mujeres es una responsabilidad de todos.

Cuando una mujer es golpeada, toda la sociedad es golpeada.

La violencia de género no es un problema exclusivo de un país o de una cultura, sino que es un problema global.

No podemos callar, permanecer indiferentes, es tiempo de actuar, es tiempo de detener la violencia de género.

Es nuestro deber luchar contra la violencia de género en todas sus formas, para garantizar el bienestar de todas las mujeres.

Hemos de buscar soluciones pacíficas para resolver nuestras diferencias, la violencia es innecesaria y nunca debe ser justificada.

Ninguna mujer debe ser víctima de la violencia de género, detener la violencia de género es responsabilidad de todos.

Haz el esfuerzo de controlar tu rabia, eres mucho mejor que eso, la violencia no es una solución.

La violencia de género es un problema que tiene que ser detenido, es hora de que tomemos medidas para detener la violencia de género.

No hay manera de frenar la violencia de género sino cambiando la mentalidad de la gente.

La violencia de género no es un problema de una sola persona, sino de toda la sociedad: Necesitamos trabajar juntos para frenarla.

Todas las personas tenemos la responsabilidad de denunciar cualquier acto de violencia contra las mujeres, y de apoyar a las víctimas en su lucha por la justicia.

No podemos permitir que la violencia domine nuestro mundo, es hora de tomar construir una sociedad más segura para todas las personas.

Las mujeres deben ser respetadas porque son parte de la sociedad, frenemos la violencia contra ellas.

La violencia contra las mujeres tiene un costo demasiado alto para nuestra sociedad, es inaceptable en cualquier parte del mundo.

Ninguna mujer debe ser objeto de violencia por parte de su pareja o por cualquier persona, tienen el derecho a ser respetadas y a disfrutar de una vida libre de violencia.

La violencia de género no es normal ni inevitable, es una consecuencia de la discriminación y desigualdad que sufren las mujeres.

Ninguna mujer debe ser golpeada ni maltratada, son seres humanos iguales que los hombres y deben ser respetadas.

Las mujeres no deben sentirse solas en la lucha contra la violencia de género, todos debemos unirnos para frenar esta lacra social.