Siento que he fracasado como madre, no era mi plan tener un bebé y ahora que lo he perdido, me siento aún peor.

Nuestro bebé fue un regalo celestial, aunque fue solo por un corto tiempo.

Lamentamos no haber podido cuidarte aquí en la tierra, pero sabemos que estás en un mejor lugar y eso nos da consuelo.

Aunque nuestro bebé no está aquí físicamente, sabemos que está con nosotros espiritualmente.

Las cosas pasan por alguna razón y esto también tiene un propósito, todo lo que ocurre tiene un motivo, aunque a veces no lo comprendamos.

Frases para un embarazo perdido.

Nada es para siempre y esto también forma parte de la vida, aunque el corazón este roto, el alma sigue viva.

Nuestro bebé era nuestro regalo de Dios y nos volveremos a encontrar con él en el cielo.

Aún estamos tristes por nuestra pérdida, pero sabemos que nuestro bebé está en un mejor lugar.

Perder un embarazo es algo que nadie debería pasar nunca, y menos aun cuando todavía hay tanto por descubrir.

La tristeza nos invade cuando nos damos cuenta de que aquello que soñamos se va, y que la vida nos quita cosas que amamos.

Cuando el amor se va, la tristeza nos invade y no nos deja respirar, es como si el corazón se nos partiera en mil pedazos, y todo nuestro mundo se viniera abajo.

Nos imaginábamos cómo sería nuestro hijo, pero nunca lo sabremos, nuestro bebé era nuestro sueño hecho realidad, pero nunca lo experimentaremos.

El dolor es intenso y a menudo nos preguntamos por qué nos sucedió esto a nosotros.

Sabemos que nuestro bebé está en un mejor lugar y oramos por ellos todos los días.

Hoy me doy cuenta de que estaba embarazada y ahora no lo estoy más, todo el sueño y la ilusión se han ido en un instante.

Aunque nunca lo conociéramos, perdimos a un miembro de nuestra familia y eso nunca se olvidará.

Siento que he perdido un pedacito de mí misma, nunca olvidaré este bebé que nunca llegó a existir.

Estábamos ansiosos por conocer al bebé y empezar a formar una familia, ahora que se ha ido, sentimos que la vida no tiene sentido.

Todo lo planificamos para tenerlo con nosotros lo más pronto posible, ahora que se ha ido, solo nos queda el dolor y la tristeza.

Es una pena que no pudiéramos estar juntos durante nuestro recorrido terrenal.

Gracias por dejarnos sentir tu presencia en nuestras vidas durante el corto tiempo que estuviste con nosotros.

No hay nada en el mundo que me haga sentir mejor que saber que estoy embarazada, y ahora que lo he perdido, no hay nada en el mundo que me haga sentir peor.

Después de todo lo que pasamos para concebir a nuestro bebé, es devastador perderlo por completo.

Siempre había creído que el aborto era la peor pesadilla, pero la verdad es que la pérdida de un hijo es mucho peor.

Date el tiempo que necesites, no te presiones, cuando estés lista podrás empezar a pensar en el próximo embarazo.

Sé que es un dolor devastador que nadie puede entender a menos que lo haya pasado, espero que recuperes el ánimo pronto y estés en condiciones de volver a intentarlo.

Es una experiencia tan dolorosa que es difícil de expresar con palabras, sé que necesitas tiempo para sanar esta herida, pero espero que te mantengas fuerte y perseverante.

Aunque nuestro bebé no nació en este mundo, estamos seguros de que será amado y cuidado en el cielo.

Nuestro bebé nos dejó demasiado pronto, pero sabemos que nos reuniremos de nuevo en algún momento.

No pudimos cuidar de ti, nuestro bebé, pero estamos seguros de que estás en buenas manos.