Eres la musa que inspira mis poemas, la que me hace soñar cada noche, te amo porque eres bella por dentro y por fuera, porque irradias luz en todos los lugares a los que vas. Hay tantas maneras de expresar el amor, pero ninguna es tan bella como tus ojos, mi amor por ti no tiene palabras, solo hay un sentimiento puro e incondicional.

Eres hermosa por dentro y por fuera, y yo solo pienso en estar a tu lado para que me abrases con tu amor y me ayudes a ser feliz. Tus ojos parecen dos luceros, que iluminan mi camino, y me dan ánimos para seguir, tus labios son como rosas, que embriagan mi corazón, y me hacen olvidar el pasado.

 

 

Sin importar lo que pase, sin ti, la vida sería una eterna noche sin estrellas. Solo contigo es que la vida vale la pena ser vivida.

Sin ti el sol no brillaría, la luna no daría su luz y el cielo perdería sus colores, eres la única mujer que ha conquistado mi corazón. Cuando te vi, sentí que el tiempo se detuvo, tu belleza es increíble, eres como un sueño hecho realidad.

Poemas de amor cortos para enamorar a una mujer hermosa.

Mi amor por ti es sincero y profundo, nada podrá separarnos solo con verte me llenas de felicidad. Tus ojos son como el cielo azul, tu cabello es como el sol y tu piel es tan suave como la brisa, me encantas, eres la luz que ilumina mi camino.

Cuando las gotas de rocío se posan sobre las flores y el cielo aún tiene un tinte azul intenso, viene el sol y lo desvanece todo en un destello. Así es la belleza de tus ojos, que me despiertan el deseo de vivir cada día y que iluminan mi camino.

 

 

Yo no sé si tú eres la mujer que Dios me tiene destinada, pero solo sé que desde que te conocí nunca he dejado de pensar en ti. Tu belleza me enloquece, y me tiene loco de amor, no puedo resistirme a ti, ni a tus encantos, eres la mujer que llena mi vida de felicidad y alegría.

Tus ojos son dos estrellas que me iluminan la vida, tus labios son una flor que me perfuma el alma, tus manos son dos tiernas caricias que me acarician el corazón. Según pasan los días te quiero más, y cada vez que te veo me enamoro más, porque eres una mujer hermosa de esas que dan luz a todo el mundo.

 

 

No hay nada más bello que verte sonreír, y saber que eres feliz a mi lado, porque eres la luz en mi vida, la que me llena de ilusión y esperanza. Que hermosa es la vida junto a ti, con esa ternura y dulzura que irradias y que llenan mi mundo de felicidad.

Cada vez que te veo a ti, mi mundo se vuelve radiante, tu belleza es como un faro, que me guía en la oscuridad. Cuando estás junto a mí todo el mundo desaparece, solo existimos tú y yo en un paraíso privado.

 

 

Las estrellas nos miran, yo y tú en el cielo como dos ángeles fugaces, te quiero tanto, que mi corazón se está partiendo. Si te quiero es porque sé que eres capaz de darme lo que nadie me ha dado nunca, eres el aire que respiro, la razón de mi existir.

Cuando estoy a tu lado me siento especial, como si fuera el centro de tu mundo, tu sonrisa me llena de felicidad, y tus ojos me cautivan. Eres hermosa por dentro y por fuera, y me enloquezco cada vez que te veo, me gustaría poder decirte lo mucho que te quiero, y que eres la mujer más bella que he conocido.