Tú sabes que eres el hombre que más quiero en este mundo, por eso quiero que sepas que también eres el mejor padre que mi hijo podría tener. Eres un ejemplo a seguir para él, lleno de amor, paciencia y respeto, siempre estás ahí para ayudarlo y apoyarlo, sin importar las circunstancias.

Has sido un padre maravilloso y nos has enseñado mucho, te deseo todo lo mejor en tu vida y te prometo que seguiré siendo la mejor esposa y la mejor hija que puedo ser. Espero que hayas estado bien durante estos meses en los que no hemos podido vernos, mi hijo te habrá puesto al corriente de todo.

 

 

Te agradezco mucho el gran padre que eres para mi hijo, siempre quiero estar cerca de ti y ayudarte en todo lo que pueda. Eres una persona increíble, y eres un padre fantástico para nuestro hijo.

Siempre estás ahí para él, y nunca dejas de demostrarle tu amor. Te admiro por todo lo que haces por nuestro hijo, y estoy segura de que él está muy feliz contigo.

Carta para mi esposo el papá de mi hijo.

No hay palabras para describir el amor que siento por ti, ni para expresar lo orgullosos que estamos de ti. Siempre estás ahí para él, dispuesto a ayudarlo en todo lo que necesita, eres un modelo a seguir y nos inspiras a ser mejores personas cada día.

Eres un gran padre para él, y espero que podamos seguir siendo buenos amigos y compañeros de vida, te agradezco todo lo que has hecho por nosotros, y prometo seguir siendo una buena esposa para ti. Sé que eres un padre maravilloso y que amas a nuestro hijo más que nada en el mundo, él también te quiere muchísimo y desea lo mejor para ti en todos los aspectos de su vida.

 

 

Siempre estás ahí para mí, cuando lo necesito, sin importar las circunstancias, aunque a veces discutimos, eso solo demuestra cuánto nos queremos. Te agradezco todo lo que has hecho por mí y mi hijo, nos has dado una vida llena de amor y seguridad, no hay palabras para describir lo importante que eres en nuestras vidas.

Aún nos quedan muchas cosas por resolver, pero estoy segura de que podremos hacerlo, si nos apoyamos mutuamente. Siempre me has apoyado en esta aventura de ser madre, y me has enseñado mucho sobre cómo ser un buen padre.

 

 

Hace mucho tiempo que no nos vemos, pero estoy segura de que en estos momentos estarás pensando en mí. Sé que eres un padre increíble y que te preocupas mucho por nuestro hijo, espero que hayas podido pasar un buen rato con él cuando lo has visto.

Tengo muchas ganas de que llegue el día en el que podamos estar juntos por fin: ese día en el que podamos celebrar nuestro amor, nuestro cariño y nuestro compromiso. Ha sido un año muy duro para ti y para nosotros, el hecho de no poder estar juntos nos ha hecho sentirnos todavía más lejos el uno del otro, pero ahora que estás a punto de volver, me siento llena de alegría.

 

 

Es un orgullo tenerte como padre y estoy segura de que nuestro hijo está muy feliz de tenerte en su vida. Has sido un increíble padre y nos has enseñado mucho sobre la dedicación, el amor y el compromiso.

Espero que sigamos siendo un equipo fuerte y que sigamos disfrutando de los momentos felices junto a nuestro hijo. Eres cariñoso, protector y siempre estás ahí para él, también eres un gran apoyo para mí en todo momento, te agradezco por todo lo que has hecho por nosotros.

 

 

Desde el momento en que te conocí, supe que eras especial, eres un padre increíble y un esposo maravilloso. Tu amor y dedicación hacia nosotros nos ha enseñado tanto, siempre estás ahí para ayudarnos cuando lo necesitamos, y nunca dejas de demostrar tu cariño.