Te envío este correo con una gran sonrisa, sabiendo que, aunque estés lejos, estarás siempre en mi corazón. No sabes cuánto me gustaría estar ahí contigo ahora mismo, sentirte lejos me resulta difícil, pero sé que en cualquier momento podemos volver a vernos.

Se me hace tan difícil estar lejos de ti, pero sé que esto es temporal, espero que en este tiempo nuestra amistad no se vea afectada. No hay día en el que no piense en ti y extrañe tu compañía, siempre fuiste mi mejor amiga y nunca me fallaste.

 

 

Me alegra saber que estás bien y que tu trabajo te tiene ocupada, espero que pronto podamos vernos y abrazarnos como en los viejos tiempos. Sé que eres la persona más fuerte que he conocido y que podrás enfrentar todo lo que la vida te presente.

Llevamos mucho tiempo sin vernos y me gustaría poder abrazarte y charlar contigo de todo lo que nos hemos perdido. Aunque estemos separadas físicamente, nuestro lazo de amistad permanecerá intacto, pero estoy segura de que éstas son solo momentáneas ausencias.

Carta para mi mejor amiga que la extraño.

Sé que en algún momento volveremos a vernos y a reírnos juntas, como siempre lo hemos hecho. Me encantaría poder abrazarte y charlar contigo como siempre, espero que estés bien y que hayas encontrado lo que estabas buscando.

Espero que estés bien y que me mandes una señal para saber que estás viva, sé que probablemente estés muy ocupada, pero espero que algún día puedas encontrar el tiempo para responderme. Sé que estamos muy lejos el uno del otro, pero eso no impide que nuestra amistad sea fuerte, siempre pienso en ti y en todas las buenas veces que pasamos juntos.

 

 

Estar separados es realmente difícil, pero sabemos que el momento en que nos volvamos a encontrar va a ser muy especial. Tengo tantas cosas para contarte, pero por ahora solo te diré que te echo de menos, sé que probablemente estés ocupada con tu vida, pero espero que puedas encontrar un hueco para mandarme un mensaje o llamarme por teléfono.

Cuanto me gustaría poder estar a tu lado en este momento, compartiendo esas risas y esos momentos de felicidad. Desde que nos separamos, te echo mucho de menos, no sabes lo mucho que me gusta estar a tu lado, reírme contigo y pasar ratos juntas.

 

 

No dudes en llamarme cuando quieras, ya sea por teléfono, correo electrónico o incluso en persona. Estoy tan triste sin ti que a veces no puedo ni dormir, haber compartido tantas experiencias y sentimientos, ahora que estas lejos de mí no sé qué hacer para soportarlo.

No puedo negar que extraño nuestras conversaciones, nuestros momentos juntos y todo lo que compartimos. Ha sido una temporada larga sin vernos, y creo que nos hemos perdido de muchas cosas, espero que podamos vernos pronto para poder compensar todo el tiempo que hemos estado separados.

 

 

Siempre hemos sido muy unidas y eso no va a cambiar nunca, hablamos todos los días por teléfono, pero eso no es lo mismo que vernos cara a cara. Cada día que pasa sin ti se hace más largo y pesado, sé que estamos lejos la una de la otra, pero eso no significa que no podamos estar juntas en el corazón.

Eres quien me entiende mejor que nadie, y eso es algo invaluable, espero volver a verte pronto y reírnos juntas de todo lo que nos ha pasado. A veces me pregunto qué estarás haciendo, si ya conociste a nuevas personas y si te gusta tu nueva vida, seguro que estarás disfrutando de la belleza de tu nuevo lugar, igual que yo disfruto de la belleza de este lugar.

 

 

Aquí todo está bien, aunque echo de menos nuestras largas conversaciones, seguro que estarás pensando en mí en algún momento, como yo pienso en ti. Espero que estés disfrutando de tu vida en el extranjero, aún recuerdo cuando nos conocimos en la primaria, hace ya tantos años.

Aunque estamos distantes, nuestra amistad seguirá siendo fuerte, siempre estaré aquí para ti, mi querida amiga, recuerda que puedes contar conmigo en cualquier momento.