No hay palabras para describir el dolor que se siente al perder a un ser querido, sin embargo, sabemos que mi padre estará siempre en nuestros pensamientos.

Te deseamos toda la fortaleza para atravesar esta etapa difícil, que Dios te cuide y te permita encontrar consuelo en los buenos recuerdos que tendrás de él.

Mi querido padre, aunque no estés físicamente aquí, sé que estás en un mejor lugar, siempre serás el hombre que amé más en este mundo, porque eras bueno, paciente y cariñoso.

Tenerte como padre fue un regalo y estaré agradecida, espero que estés disfrutando de esa eternidad junto a mis abuelos y estaré emocionada de reencontrarte en el otro lado.

Aunque no estás físicamente, sabemos que sigues presente en nuestras vidas, nos has enseñado mucho, nos has dado mucho amor y nunca dejas de recordarnos que nos quieres.

Felicitación a mi padre fallecido.

Te echamos de menos, pero estamos seguros que eres feliz en el cielo, que Dios te felicidad y te cuide siempre, te queremos muchísimo.

Aunque ya no estés físicamente con nosotros, sé que sigues en nuestra alma, siempre nos recordarás por tu gran generosidad, tu ternura y tu humor.

Eres el mejor padre que pudimos haber tenido y bien sabes que te seguiremos queriendo y admirando siempre, te echo mucho de menos.

Hoy es un día muy representativo, el día en que te hubieras cumplido años, aunque no estás físicamente con nosotros, sé que estarás siempre en nuestra alma.

Te extrañamos mucho y te sentimos cerca en todo momento, nos hiciste sentir muy seguros y protegidos y nunca nos dejaste de sorprender con tu ternura y amor.

Te prometemos seguir tu ejemplo y ser felices, siempre recordaremos lo mucho que nos querías y las alegrías que nos diste, feliz cumpleaños papá.

Gracias a todos por sus felicitaciones, les quería decir que el, aunque ya no está físicamente, sigue estando en nuestros corazones y que seguimos teniendo mucha fuerza gracias a él.

Era un hombre muy importante, siempre me escuchó con atención y me dio buenos consejos, fue un buen padre y me enseñó muchas cosas valiosas, gracias por ser un gran padre.

Espero que esté disfrutando de un maravilloso descanso junto a Dios, eres la persona más importante de mi vida, gracias por todo lo que me has instruido.

Hoy es tu cumpleaños y aunque no estés físicamente con nosotros, sé que estarás en nuestro pensamiento, espero que hayas podido estar contento el día de tu cumpleaños en el cielo.

No sabemos si estás leyendo esto, pero queremos que sepas que aún te queremos y te echamos de menos, sé que estarás feliz en el cielo, viendo a tu querida madre, te amamos.

Espero que este día te encuentres rodeado de felicidad y que estés disfrutando de la vida eterna junto a Dios, te quiero mucho y siempre te llevaré en mi mente.

Te echo mucho de menos, pero sé que estás ahí, ayudándome en todo, gracias por todo lo que me has instruido, por la manera en que me has criado y por ser el mejor padre.

Esperamos que para ti este sea un día muy estupendo en el cielo, siempre nos brindaste tu cariño y ayuda, y nunca te cansaste de enseñarnos a ser fuertes.

Te escribo estas líneas para despedirme de ti y darte mi gratitud todo lo que has dispuesto a lo largo de mi vida, eres el mejor padre que un hijo pudo tener y sé que estás en un mejor lugar.

Eres y serás siempre un grande en mi vida, me has enseñado lo que es el valor, la fuerza y el amor, hoy, te quiero decir que eres y seguirás siendo el mejor padre que he tenido.

Querido padre, hoy es un día muy representativo, el día en que te hubieses cumplido años, aunque no estás físicamente, sabemos que sigues presente en nuestros corazones.

Hoy, un año después de tu partida, todavía siento tu ausencia, agradezco el tiempo que pasamos juntos y lo mucho que me enseñaste, felicidades en tu día.