Felicitacion de cumpleaños a un hijo fallecido.

No hay palabras para expresar la pena que sentimos por tu pérdida, aunque tu hijo ya no está físicamente con nosotros, sabemos que siempre estará en nuestro corazón, felicidades.

No sabemos si estás vivo o muerto, pero sabemos que, aunque no podamos verte, nuestro amor por ti nunca se acabará, eres el mejor hijo que podíamos haber pedido, felicidades.

Mi hijo, fallecido, estará muy alegre de recibirla, en este día tan esencial quiero que sepas que eres y serás siempre el centro de mi vida, felicidades.

Hoy quiero que sepas que eres el mejor regalo que Dios me ha podido dar y que nunca olvidaré lo mucho que me diste durante tu corta pero intensa vida, te deseo lo mejor en este increíble viaje.

Agradecemos al cielo por el don de tu existencia y ahora que ya no estás con nosotros, sigues guiándonos desde el cielo, feliz cumpleaños, que Dios te bendiga.

Felicitacion de cumpleaños a un hijo fallecido.

No hay palabras para expresar cuánto te echo de menos en este día especial, espero que estés celebrando tu cumpleaños con mucha alegría en el cielo, felicidades.

No existen palabras para describir lo que siento por ti hijo, ni tampoco hay forma de explicar el enorme vacío que tu ausencia ha dejado en mi vida, hoy, en tu cumpleaños, sólo puedo decirte que eres y seguirás siendo mi mayor orgullo, aunque estés lejos.

Espero que estés gozando de un maravilloso cielo, y que algún día nos volvamos a encontrar, te quiero muchísimo hijo mío y siempre estaré contigo, feliz cumpleaños.

Seguro que él está muy contento en el cielo, espero que tú también estés disfrutando de esta bella ocasión, que Dios te bendiga mucho, felicidades.

Hola hijo, hoy es tu cumpleaños y aunque no estás con nosotros, queremos que sepas que te seguimos amando mucho, te recordamos con mucho cariño y te deseamos toda la felicidad del mundo.

Que disfrutes tu cumpleaños en el cielo, festeja tu día con todos los ángeles, que, seguro que estarán felices de tenerte entre ellos, siempre estarás en nuestro corazón.

No hay palabras para explicar el dolor que siento al no estar a tu lado en este día tan esencial, te echo de menos cada segundo de mi vida, espero que en el cielo disfrutes de tu cumpleaños.

Eres una parte importante de nuestras vidas y estarás siempre en nuestro corazón, que pases un cumpleaños maravilloso en el cielo.

Muchas felicidades, hijo, espero que en el cielo estés gozando de una fiesta enorme, que Dios te guarde siempre.

Siempre estarás en mi corazón, espero que en el cielo estés rodeado de ángeles y que te cuiden siempre, no puedo creer que ya no estés con nosotros, pero sé que estás en un lugar mejor.

Aunque no está físicamente con nosotros, seguramente está muy presente en nuestros corazones, que pases un feliz día rodeado de todo el afecto que él nos dejó.

No hay palabras para describir lo que siento, pero aun así quiero desearte un feliz cumpleaños, aún me cuesta creer que no estés aquí conmigo, pero sé que estás en un mejor lugar.

Feliz cumpleaños, hijo, te extrañamos muchísimo y nunca te podremos olvidar, siempre estarás en nuestros corazones, nunca te olvidaremos, esperamos que estés dichoso en el cielo, feliz cumpleaños.

No hay palabras para describir lo que siento, hijo mío, sé que estás celebrando tu cumpleaños en el cielo y estoy segura de que estarás contento.

Te queremos y te recordamos con devoción, esperamos que estés disfrutando junto a Dios de un feliz cumpleaños, eres y seguirás siendo nuestro hijo, aunque en este mundo ya no estés.

En este día tan importante, queremos recordarte a tu hijo que está siempre en nuestros corazones, aunque esté ausente físicamente, sabemos que está lleno de luz y afecto en el cielo.

Te damos las gracias por todo el amor que nos diste durante los años que estuvo con nosotros, siempre recordaremos su sonrisa y todas las aventuras que compartimos.

Que sepas que estamos orando por ti y que tu hijo esté siempre protegido y satisfecho, feliz cumpleaños, hijo, siempre estarás en nuestros corazones.