Felicitaciones originales para una hermana.

Eres una persona extraordinaria, divertida, auténtica y adorada, siempre has estado apoyándome y cuidándome, incluso en los momentos en que yo no era consciente de ello, felicidades hermana.

Cada día que pasa es una oportunidad para agradecerte por todo, siempre estás ahí para escucharme, ayudarme y apoyarme en los momentos en que lo necesito, enhorabuena para ti.

Tus palabras de aliento siempre me ayudan a seguir adelante en momentos difíciles, eres una hermana fantástica y realmente te quiero.

Llegaste a nuestras vidas para llenarlas de alegría y ternura, eres una hermana especial, única, y por eso queremos felicitarte por este hermoso día, que tengas una feliz festividad.

Apreciada hermana, eres una persona indescriptible y me siento privilegiada de tenerte en mi vida, eres una fuente inagotable de apoyo y amor, te deseo mucha prosperidad en tu recorrido.

Felicitaciones originales para una hermana.

Eres una persona extraordinaria y esperamos que sigas consiguiendo muchos años más, que disfrutes de tu festejo al máximo, esperamos que lo pases genial en tu día.

Muchas felicidades, hermanita, te deseo toda la emoción del mundo en tu día, que pases un excelente cumpleaños, eres un regalo de Dios para nuestra familia.

Tenerte como hermana es un regalo del cielo, siempre estás ahí para animarme en los momentos de crisis y no dudes en reírte de mis bromas, que sigas obteniendo años tantos como quieras.

Una hermana es como un ángel guardián, una parte de nosotros que está ahí para cuidarnos y protegernos, feliz día, hermana.

Quiero felicitarte por tu acontecimiento y darte las gracias por estar a mi lado durante todos estos años, eres la persona a la que me he acercado en los momentos difíciles y por eso eres exclusiva.

Hermana, aunque no nos hemos visto ni hablado mucho últimamente, sabes que siempre estaré a tu lado, te deseo toda la felicidad del mundo y estoy segura de que lo vas a conseguir.

Aunque a veces la hermana mayor se mete en problemas, es la mejor aliada en momentos de delicia, por eso, queremos felicitarla y desearle lo mejor en este nuevo año de su vida.

Que Dios te colme de bendiciones en este nuevo año de tu vida, hermanita, en estos años que hemos compartido juntas me has enseñado mucho sobre la vida, te felicito y deseo lo mejor.

Te quiero mucho y te deseo todo lo mejor en el futuro, no puedo creer que estés ya cumpliendo años, pero me alegro muchísimo de que estés en mi vida, que disfrutes de este fantástico día.

Adorada hermana, espero que estés disfrutando de tu celebración y estoy muy emocionada de que estés en mi vida, espero que hayas tenido un día lleno de alegría y diversión.

Espero que hayas tenido un día indescriptible, y soy muy afortunado de tenerte en mi vida, te mando un abrazo enorme para celebrar tu festividad.

Hermana, eres una persona asombrosa, y yo estoy tan agradecida contigo, espero que esta celebración sea solo el comienzo de una larga y fructífera amistad, que lo goces muchísimo.

Tal y como eres, yo te valoro, en ti encuentro el soporte que necesito, eres una persona especial, no sabes cuánto valoras para mí, eres increíble.

Espero que recibas todo lo que deseas y que cumplas muchos más, eres una persona asombrosa, y me siento muy afortunada de tenerte como hermana, muchas felicidades.

Aunque no siempre nos hemos llevado bien, al final hemos sabido reconciliarnos, espero que sigamos estando unidas por el resto de nuestras vidas, felicidades.

Te deseo todo lo mejor en este día especial, que disfrutes de tu familia y amigos, y recuerda que siempre vas a tener un lugar en mi corazón, feliz cumpleaños hermana.

Tú eres la razón por la que nunca me he sentido sola, eres mi mejor amiga y compañera de vida, espero que este año sea maravilloso para ti.

Tú y yo hemos compartido mucho en la vida, siempre hemos estado ahí el uno para el otro, independientemente de las circunstancias, te deseo lo mejor y bendiciones.

Siempre me alegro de verte y de pasar tiempo contigo, te deseo lo mejor en tu vida, espero que nunca te falte el amor ni la alegría, que sigas siendo tan fuerte y valiente como siempre.