Querido Papa, ha sido un gran honor para mí haberte conocido, tu sabiduría, bondad y compasión han sido un ejemplo para todos nosotros, siempre seguirás presente en mi vida.

Tu legado continuará inspirando a generaciones venideras, te deseo toda la felicidad del mundo en el más allá, te queremos mucho.

Muchas felicitaciones para ti, esperamos que encuentres consuelo y apoyo en estos momentos, lamentamos su pérdida y queremos felicitarle por haber sido un excelente padre.

Sin duda es un momento de pena para todos los que lo quisimos y admiramos, pero más allá de nuestro dolor, debemos estar contentos porque él ahora vive en la gloria.

Que la paz y la luz de Dios iluminen el camino de tu alma, te deseamos una vida eterna en paz y alegría, que Dios te bendiga por toda la eternidad.

Felicitaciones para un papa fallecido.

Podemos imaginar que estarás en mejor compañía ahora, aunque ya no estés físicamente con nosotros, fuiste y serás para nosotros un ejemplo.

Tu entrega, tu amor y tu dedicación a los demás nos marcaron para toda la vida, te agradecemos todo lo que nos diste y nos enseñaste durante tu vida.

Hemos llorado mucho tu partida, pero sabemos que estás en un mejor lugar y que siempre nos estarás cuidando, te queremos.

Aunque no podemos verte ni tocarte, sabemos que estás con nosotros y que nos amas, te deseamos lo mejor en el cielo y que Dios te bendiga.

Mi querido padre en Dios, le escribo estas palabras para expresarle mi profundo dolor por su pérdida, sé que está en un mejor lugar ahora y que está ahí con mi madre.

Que Dios lo tenga en Su gloria, nos reuniremos junto a él un día, descansa en paz, querido papa, te recordaremos siempre con cariño.

Hoy, más que nunca, sentimos tu falta y te prometemos seguir tus enseñanzas y seguirte honrando como lo mereces, te queremos mucho, papa, un abrazo lleno de cariño.

Lamentamos mucho la noticia, nos unimos a usted y a todos los demás en oración por el alma de su querido papa, que Dios lo acoja en su gloria, esperamos que encuentre la paz.

Que en el cielo estés en paz, papá, nos hubiéramos encantado tenerte aquí con nosotros para celebrar este día muy especial, pero sabemos que estarás disfrutando en el cielo.

Aunque nunca pudimos decirnos te quiero, sabemos que en el fondo lo sentías y aunque ahora estés lejos, seguro que nos cuidas desde el cielo.

Nos hubiera gustado tenerte a nuestro lado en este momento especial, pero no fue así, sé que estás feliz y orgulloso de nosotros, te enviamos muchos cariños y bendiciones.

Hola querido papá, nos has enseñado mucho en este corto tiempo que estuviste con nosotros y eso nos ha ayudado a seguir adelante en la vida, te queremos muchísimo.

Esperamos que estés disfrutando tu nueva vida junto a los ángeles, te deseamos lo mejor en tu nueva etapa y que siempre estés cerca de nosotros.

Mi querido papá, quiero que sepas que eres y serás siempre el hombre más importante en mi vida, aunque tu no estés físicamente a mi lado, sigues siendo una parte esencial de mí.

Tu me enseñaste mucho durante nuestros momentos juntos y estoy seguro que sigues guiándome desde el cielo, te quiero muchísimo y te echo muchísimo de menos.

Gracias por todas las alegrías que me has dado a lo largo de mi vida, siempre estarás en mi corazón, no puedo creer que ya no estés aquí, pero sé que estás en un mejor lugar.

Querido papá, fue un honor tenerte como padre y compartir nuestras vidas juntos, siempre voy a recordar todas las cosas buenas que me enseñaste, así como tu enorme generosidad.

Te queríamos y estamos muy tristes por tu pérdida, nos has dejado un gran vacío en nuestras vidas, te echamos de menos y te damos las gracias por todo lo que nos has enseñado.