Que él o ella sepan que están amados y que Jesucristo los ama mucho, que ellos sepan que están bendecidos en el Señor.

Cuida a nuestro bebé en tu vientre, querido Dios, que él o ella sepa cuánto los queremos desde el primer momento en que nazca.

Espero que estés sano y seguro dentro de mí, te prometo que estaré aquí para ti cuando nazcas, y estaré feliz de ser tu madre.

Tú eres amado y cuidado por Dios, él tiene un plan para tu vida y te va a ayudar en todo lo que emprendas.

Dios tiene un propósito para ti, aunque todavía no lo sepas, Él te forma en el vientre materno, y te llama a existir antes de que nazcas.

Frases cristianas para bebes en el vientre.

Te bendigo, hijito mío, antes de que nazcas, te prometo que te cuidaré y amaré desde el momento en que entres en este mundo.

Cuando Dios envía el bebé a nuestros corazones, nos llena de alegría y amor, le deseamos todo el bien en el mundo.

Cuando le llegue el momento de dar a luz, lluevan bendiciones sobre él o ella, y que las palabras de amor y esperanza fluyan constantemente desde el corazón de sus padres hacia él.

Las promesas de Dios son verdaderas, seguiré protegiendo y cuidando a mi bebé en el vientre, te esperamos y confiamos que Dios cuidara de ti.

Eres un regalo de Dios para nosotros, esperamos contentos el día en que podamos abrazarte y amarte.

El amor de Dios es puro y verdadero, nosotros somos recipientes de este amor, esperamos que nuestro bebé pueda darse cuenta de esto tan pronto como nazca.

Cuando nacen los bebés es un momento muy especial para toda la familia, porque representa el inicio de una nueva etapa.

Tú eres un regalo de Dios, y nosotros estamos muy felices de tenerte en nuestras vidas, Dios tiene un plan especial para cada uno de nosotros, y tú eres parte de ese plan.

A través de ti, se está formando un ser humano único, que llevará el amor y la misericordia de Dios a este mundo.

Te bendecimos, querida madre en gestación, y te pedimos que seas fuerte y valiente durante el resto de tu embarazo.

Que Dios te llene de su gracia y te conceda todo lo que necesitas para traer a este mundo a tu bebé, eres una madre en gestación y Dios te ha dado un regalo increíble.

Que Dios te llene de su gracia y te conceda todo lo que necesitas para traer a este mundo a tu bebé.

Toda la vida te estaremos agradecidos por haberte elegido a nosotros como tus padres, vamos a estar muy emocionados cuando te conozcamos en persona.

Eres un regalo de Dios para nosotros, bebé en el vientre, estamos dedicando nuestras oraciones a ti, y esperamos con ansias el momento en que podamos conocerte.

Dios te va a cuidar durante todo el embarazo, eres un regalo de Dios, y estamos muy agradecidos por ti.

Que Dios te bendiga y te proteja durante este hermoso viaje hacia la vida, estamos encantados de que estés creciendo saludablemente en el vientre de tu madre.

Espero que me permitas ser parte de tu vida prenatal, te doy las gracias por el regalo de tenerte en mi vida y te prometo que estaré a tu lado para ayudarte a crecer y desarrollarte.

Nos preparamos para ser padres contigo y ahora que estás aquí, somos aún más conscientes de lo afortunados que somos.

Gracias Dios por este regalo que me concedes, estar embarazada es un milagro y una bendición, que mi hijo nazca sano y sea una bendición para nosotros.