Cuando estás cerca de mí, me siento lleno de energía, soy capaz de hacer cualquier cosa y vencer cualquier obstáculo. Piensa en el calor que irradian, en la ternura con que me acarician, cada vez que cierres los ojos, siente que yo estoy contigo, que, aunque estemos lejos, nuestro amor nos unirá.

Eres la única mujer que ha logrado robarme el corazón, eres lo mejor que me ha pasado y no quiero perderte por nada en el mundo. Aunque seas complicada, yo te amo, aunque no me correspondas, yo seguiré queriéndote, nunca dejaré de amarte, aunque siempre estés lejos de mí.

 

 

Al verte sonreír, me llenas el alma de felicidad, a tu lado todo es perfecto, y prefiero estar a tu lado sin nada en el mundo, que tenerlo todo y perderte. Si supieras cuánto te quiero, mis sentimientos no cabrían en este poema, pero lo intentaré, porque sé que tú eres la única mujer a la que quiero para siempre.

No importa lo que pase, yo siempre te amaré, te quiero desde el primer momento en que te vi, nunca podría odiarte, incluso si lo intento, siempre estaré a tu lado, incluso en las situaciones más difíciles. Contigo quiero vivir el resto de mi vida, disfrutar de cada segundo a tu lado, porque eres la mujer que llena mi vida de alegría, sentimientos puros y sinceros.

Poemas de amor cortos para enamorar a una mujer difícil.

Te quiero, no solo por lo que eres, sino por lo que soy cuando estoy contigo, eres el aire que respiro, el sol que me ilumina, el amor que me da la vida. Quiero que sepas que estoy enamorado de ti, aunque quizás tú no lo estés de mí, sin embargo, déjame intentarlo, porque merece la pena luchar por ti.

Mi amor por ti es como un fuego que arde dentro de mí, y aunque a veces parezca imposible apagarlo, no lo voy a dejar nunca. A pesar de que soy consciente de que eres complicada, quiero seguir intentándolo, porque merece la pena luchar por ti, y porque estoy seguro de que algún día podremos estar juntos.

 

 

Aunque tu no quieras escuchar, yo siempre estaré aquí para ti, para escuchar cada palabra, cada lamento y cada sollozo. Cuando te miro a los ojos, mi corazón salta de felicidad, eres un rayo de sol en medio de la oscuridad.

No hay nada que me guste más que verte sonreír, siempre me has cautivado con tu belleza y tu inteligencia. Estoy seguro de que hay muchas cosas que aún no hemos descubierto sobre t, aunque seas difícil, yo estoy dispuesto a intentarlo por ti.

 

 

Te quiero con la ferocidad de un león, con el dolor de una herida abierta, con el desespero de un náufrago, te quiero con toda la pasión que guardo en el alma porque eres la única mujer que ha sabido despertar en mí el amor. Mi amor por ti no es un capricho, es un sentimiento tan profundo que no puedo negarlo ni esconderlo.

Hoy he comprendido que el amor no tiene edad, ni color, ni raza, el amor es único e irrepetible, y lo encontré en ti, mi amor. Si estás junto a mí, todo es perfecto, puedo sentir el calor de tu cuerpo y el amor que me has jurado, tu presencia ilumina mi vida y junto a ti todo es perfecto.

 

 

Eres mi luz en la oscuridad, mi motivación para seguir adelante, cuando estoy a tu lado me siento como si nada pudiera detenerme. No sabes cuánto anhelo estar junto a ti, besarte y abrazarte, sólo de imaginarlo me lleno de felicidad.

Tú eres lo único que he querido desde que te conocí, y aunque parezca imposible, lo seguiré queriendo por el resto de mi vida. Porque eres bella, porque eres dulce, porque eres todo para mí; porque cuando me miras, me llenas de luz y de amor, eres la oportunidad que esperaba, la mujer que sueño, la que me llena de felicidad.