Aunque no creas, te reconozco como la mejor amiga que Dios me ha dado, eres incondicional, sincera, comprensiva y cariñosa; por todo eso, y mucho más. Te agradezco de corazón las horas que pasamos juntas, los buenos ratos que compartimos, los momentos en que nos reímos, los consejos que nos dimos, los lloriqueos que nos hicimos.

Aunque en ocasiones discutamos, al final nos reconciliaremos, porque sabemos que lo que tenemos es verdaderamente precioso. Te quiero amiga, aunque a veces no me aguanto y te digo cosas que no son, lo hago porque te quiero y quiero verte llorar.

 

 

Cuando estemos separadas mis lágrimas serán el eco de aquellas risas compartidas, en momentos felices. Lloraré por nuestra amistad, por todo lo que hemos compartido, y porque nunca podré olvidarte.

Nunca pensé que la distancia pudiera separar nuestros corazones, pero ahora que estás lejos siento que muero un poco cada día. Pero sé que cuando nos reencontremos será como si nunca nos hubiéramos ido, te has convertido en mi fortaleza cuando todo está mal y no encuentro la salida, cuando las lágrimas no quieren parar de caer tú eres la única que está ahí para mí.

Poemas para tu mejor amiga que la haga llorar largos.

Cuando estaba triste, me dabas tu mano, cuando estaba enferma me dabas tu calor, cuando no tenía a nadie, me dabas tu amor. Ahora que estás lejos, mis lágrimas no cesan, pienso en ti a toda hora, y lloro de emoción, extraño tus abrazos, tu voz y tu sonrisa.

Aunque a veces no sabemos ni que decirnos somos como el agua y el aceite, aunque nos queremos mucho a veces discutimos, pero al final siempre nos reconciliamos porque sabemos que nos queremos mucho. Te he querido desde el primer momento cuando nos vimos por primera vez, te dije que eras especial y ahora estamos lejos el uno del otro, pero te sigo queriendo igual.

 

 

Te necesito a mi lado para sentirme plena, eres lo mejor que me ha pasado en la vida, tu amistad me llena el alma de alegría, tu sonrisa me saca de cualquier apuro, eres la mejor amiga que he tenido, y lo seguirás siendo por el resto de mis días. Gracias por estar siempre a mi lado, por ser la persona especial que eres, pacificar mis problemas con tu sonrisa, y abrazarme cuando estoy triste.

Te echo de menos cuando estamos separadas, pero siempre soñaré contigo, no podría imaginar una vida sin ti, porque eres la persona que mejor me conoce. Por mucho que lo intento, no puedo evitar que las palabras salgan de mi corazón, te quiero, te amo y nunca te dejaré ir.

 

 

Sabes que estaré a tu lado en todo momento, ya sea riendo o llorando, eres la mejor amiga que puedo tener y estoy muy feliz de haberte encontrado. Cuánto me duele verte sufrir, a veces pienso que no es justo, que tengas que pasar por todo esto, pero sé que saldrás adelante, como siempre lo has hecho.

Eres especial para mí, única en el mundo entero supieras lo que has significado para mí, si supieras lo mucho que te quiero, llorarías de alegría durante horas. Tú eres como un ángel que a veces viene a iluminar mi vida con tu presencia y otras veces se va volando lejos de aquí.

 

 

Nuestros momentos juntas han sido los mejores de mi vida, me haces llorar, reír y pasarlo bien en momentos en los que lo necesito. Sé que a veces somos un poco raras, pero eso es lo que nos hace únicas, sé que a veces discutimos por tonterías, pero eso no nos quita el cariño que tenemos el uno por el otro.