Hola a todos,     Mi nombre es Jacob,     tengo 15 años,     y tengo una hermana menor.     Su nombre es Ariana y nuestros padres la aman más que a mí.     He notado que los hermanos menores son siempre los favoritos de los padres.Probablemente tú también lo hayas hecho ,     pero… ¿qué se puede hacer al respecto?

Cuando yo era pequeño,     tenía toda la atención de mis padres.     Yo era el único hijo de la familia después de todo,     fui mimado,     nunca me castigaron y complacieron todos mis caprichos.

¡Qué vida estaba viviendo!,   pero luego nació Ariana y todo se puso patas arriba de inmediato.     Era como si se hubieran olvidado de mí inmediatamente.

Comenzaron a prestarle atención solo a ella.     Mi hermana se convirtió en la persona más importante de la familia.     Mi madre y papá todo el tiempo tras ella.     Pensé que nuestros padres se calmarían cuando ella creciera un poco y nos amarían por igual,     pero a medida que pasaba el tiempo,     Ariana seguía siendo su favorita.

Porque quieren mas a mi hermana

Cumplió 11 años y todavía era la princesa bebé de mamá y papá.     Mientras,     La única atención que recibía de mis padres era …,     “¡Saca la basura!”,     esto fue bastante dañino; para ser honesto,     estaba enojado por la injusticia.     Mi madre le traía ropa nueva a mi hermana casi todos los meses,     y yo había estado usando los mismos jeans durante tres años.

Le regalaron el teléfono inteligente más genial para su cumpleaños,     yo solo recibí un libro y un pastel,     la mitad de los cuales se lo comió mi hermana.     Mi madre me hizo comer verduras porque eran buenas para mí.     Ariana comió pizza y tacos,     todo lo que insinuara querer ,   estaba bastante claro,     que  todo lo que hacían nuestros padres,     demostraban que amaban a mi hermana más que a mí.¡Y dolió mucho!.

Quizás se pregunten¿por qué no les hablé de esto? .     Bueno…,     traté de explicar lo que estaba sintiendo una vez,     pero mi papá solo dijo,     “Jacob,     ¿por qué estás compitiendo con Ariana? Ella es más joven”.     “¡Solo déjala!”.

Obviamente no me gustó esa respuesta.     Sobre todo porque esa niña astuta se había dado cuenta de que hacía lo que quería y se volvió completamente insoportable.

Un día…,     había unos caramelos,     ma má y papá lo habían escondido de nosotros en un armario y de pronto,     ella deja caer la tetera favorita de mi madre,     por supuesto,     se rompió en pedazos.     Cuando vi eso,     pensé que Arianna se iba a meter en problemas,     sin lugar a duda.     Nuestros padres entraron corriendo a la cocina y preguntaron ¿qué pasaba? Y les respondió,     “¡Jacob,     trató de tomar un caramelo y rompió tu tetera!”  Empecé a decirles que no había sido yo quien lo había hecho,     sino ella,     pero ni siquiera me escucharon y le creyeron a Arianna.     Me castigaron y me dejaron sin dulces durante todo un mes.     La vi sonreír con malicia,     mientras me miraba,     me quedé sin paciencia,     y le declare la guerra a mi hermana .

Necesitaba que nuestros padres se enojaran con ella.     Pensé durante mucho tiempo en formas de lograrlo.     Y todo un plan nació en mi cabeza.

Mis padres quieren mas a mi hermana menor

En primer lugar,     puse furtivamente su nuevo y caro teléfono inteligente en el borde de la mesa mientras almorzábamos,     naturalmente,     Ariana no se dio cuenta y lo empujó con el codo.

El teléfono inteligente cayó al suelo y se rompió.     Pensé que la reprenderían,      pero… él,     solo le llamo la atención  por estar distraída e irresponsable,     pero papá simplemente sonrió y dijo que le compraría uno nuevo.

¡Maldita sea!,     no había funcionado.     Así que pensé en el próximo plan malo; en mi camino de regreso de la escuela,     recogí el cachorro más sucio y sarnoso  que podría encontrar en la calle.

Fui y lo dejé afuera de nuestra casa ,     llamé a la puerta y doblé la esquina.     Arianna salió,     vio al cachorro y lo arrastró a su habitación.     Por supuesto,     por la noche,     cuando nuestros padres llegaron a casa,     las huellas sucias del cachorro estaban por todo el piso de la casa,     y mi hermana tenía comezón por todas partes.

Definitivamente se iba a meter en problemas porque a nuestra madre no le gustaban las mascotas,     pero mamá simplemente sonrió y dijo,     ¡qué perro más hermoso!,     vamos a lavarlo y peinarlo.     ¿Cómo fue eso justo? No podía creer que mis oídos lo escucharon.

“Mi madre ama tanto a Ariana que la dejaría salirse con la suya,     con absolutamente cualquier cosa”.

Luego de esto,     me di cuenta de que necesitaba ponerme más serio si quería tener éxito.

Comencé a colarme en la habitación de mi hermana por la noche.     Saqué su tarea de su mochila y la arruiné escribiendo todas las respuestas incorrectas.     No había forma de que se saliera con la suya.     Muy pronto…,     Arianna comenzó a traer a casa solo malas calificaciones de la escuela .

Nuestros padres no pudieron evitarlo,     pero fíjense,   ¿creen que la castigaron?,     Todo lo contrario,     Mi papá me acaba de llamar y me dijo: “¡Jacob,     a tu hermana no le va bien en la escuela,     le darás clases particulares y la ayudarás a hacer su tarea!”.     ¿Cómo me estaba pasando esto a mí?,     hice todos los deberes de Arianna,     mientras ella  jugaba con su cachorro sin ninguna preocupación en el mundo.

Me sentí tan mal… ¡perdí la guerra con ella! pero decidí hacer un último intento desesperado.

Esta vez,     ¡decidí huir de casa!,     tal vez si desapareciera …,     mamá y papá se darían cuenta de lo mal que se sentirían sin mí.     Así que una noche puse algo de comida,     ropa de abrigo y el libro que me habían regalado por mi cumpleaños en mi mochila.     Escribí una nota de despedida,     la dejé sobre la mesa en mi habitación y me fui.     No sabía a dónde iba o cuánto tiempo estaría huyendo.     Realmente no había pensado en mi plan.     Caminé por la calle y pensé en ese mismo momento,     mi mamá probablemente estaba entrando en mi habitación y notando que yo no estaba allí,     entonces encontraría la nota.

Me la imaginé asustada y junto a papá; comenzarían a llamar a todos mis amigos,     tratando de averiguar ¿adónde podría haber ido?,     una horrible Ariana,     que entendería que todo había sucedido debido a sus pensamientos que me hacían sentir infeliz.

Miré a mi alrededor y me di cuenta de que me había ido bastante lejos de casa.

Hasta ahora,     ni siquiera sabía dónde estaba.     Había estado tan absorto en mis pensamientos que no me había dado cuenta de cómo me había perdido,     así que necesitaba mantener la calma.     Simplemente necesitaba dar la vuelta y caminar hasta llegar a una calle familiar.     Me puse los audífonos,     encendí la música en mi teléfono inteligente para que no fuera tan aburrido mientras caminaba.

Mientras tanto,     había caído la noche y se había puesto bastante oscuro.     Cuanto más avanzaba,     más seguro estaba de que iba en la dirección equivocada.     Me encontré en alguna parte oscura de la ciudad.     Había edificios en ruinas y vallas a mi alrededor.     No tenía idea de dónde estaba,     O en qué dirección estaba mi casa ,     para ser honesto,     estaba asustado.

Pude distinguir algunas siluetas aterradoras en la oscuridad que me estaban mirando,     ¿quiénes eran? ¿Y qué necesitaban? Por primera vez deseé no haberme escapado de casa.   Me imaginé que justo en ese momento,     mis padres y la policía me buscaban por la zona.     Probablemente mamá estaba llorando y papá regañaba a Ariana y decía que todo era culpa suya.

De pronto me detuve ,     y decidí que le había dado una lección a mi familia que era suficiente y ya es hora de que me fuera a casa.     Pero… ¿en qué dirección se suponía que debía ir? No tenía idea de dónde estaba mi casa.     El transporte público ya no funcionaba.     Tenía demasiado miedo de preguntarle a alguien cómo llegar.¿Quién sabía qué tipo de gente deambulaba por las calles en la oscuridad de la noche?

Un par de horas después de eso,   me di cuenta de que estaba terriblemente cansado .     Decidí superar mi orgullo y llamar a mis padres; pero cuando saqué mi teléfono,     vi que la batería se había agotado.     Había estado escuchando música durante tanto tiempo que se había acabado.     Fue entonces cuando realmente me asusté ,     me di cuenta de que huir de casa había sido una muy mala idea y que encontrarse en una situación desesperada era terrible.

Pasé toda la noche caminando por la ciudad en busca de mi hogar.     Fue solo por la mañana que vi accidentalmente un edificio familiar.     Rápidamente encontré mi camino y pronto me paré frente a la puerta de nuestra casa.     Estaba tan cansado,     completamente agotado,     estaba orgulloso de mí mismo por haberles enseñado a mis padres la lección.     Probablemente también se habían quedado despiertos toda la noche buscando a su hijo,     y ahora me abrazarían,     me sentía aliviado.

Pero tan pronto como llegué a casa,     el silencio me golpeó de inmediato,     la sala estaba vacía.     ¿Dónde estaban todos? Fui silenciosamente a la habitación de nuestros padres para encontrar a mi mamá y papá y los vi roncando tranquilamente,     mi hermana Arianna,     también dormía como si nada.   ¡No me lo esperaba!.

Encontré la nota que había escrito en mi habitación,     sin tocar; fue entonces cuando mi madre entró en mi habitación,     luciendo somnolienta,     me vio  vestido,     cargando una mochila y comúnmente dijo: ¡Oh Jacob!,     ¿estás listo para la escuela ya? ¡No golpees la puerta,     cuando te vayas,     dormiremos un poco más!.

Fue un fiasco ; ni siquiera se habían dado cuenta de mi desaparición.

Me di cuenta de que no podía cambiar nada,     mamá y papá aún amarían más a mi hermana pequeña,   no importa lo que hiciera,     decidí aceptarlo y seguir adelante.

Pero el destino es real,     solo unos días después…,     me trajo una gran sorpresa.     Una noche,     nuestros padres estuvieron especialmente solemnes en la cena y mi padre dijo: “Jacob,     Ariana,     tu madre y yo les tenemos una noticia….     Muy pronto tendrán un hermano o una hermana.     ¡Guau!.     ¡mi madre estaba embarazada!.     Ariana gritó de alegría y la abrazó,     miré a mi hermana y sonreí con malicia.

¡Ella no sabía lo que le esperaba ,     muy pronto,     ya no sería la más importante!.

¿Has adivinado lo que pasó después?

Cuando nació nuestra hermana pequeña Mia,     mis padres se dedicaron por completo a cuidarla.     Arianna de inmediato dejó de llamar la atención y el amor.     Papá la hizo sacar la basura y hacer la limpieza y mi madre le dijo que comiera verduras porque eran buenas para ella.

Finalmente,     mi hermana sintió lo que era ser yo,   lo difícil que esto era para ella.     Sin embargo ,   yo ya no me sentía feliz de que ella hubiera recibido lo que se merecía ,     pero realmente lo lamentaba  por mi hermana Arianna.

Un día,     vino a mi habitación llorando y me dijo: ¡que mamá y papá ya no la amaban!.La abracé y le dije que no era cierto,     nuestros padres nos amaban a todos por igual,solo que los niños mayores simplemente nos volvimos más maduros y responsables a sus ojos,     alguien que pudiera ser independiente,     por eso le dieron toda su atención a Mia.

Categorías: Puras Historias

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.